Publicidad Cerrar X

La producción nacional por el mal camino

Las rutas provinciales son un desastre y complican el trabajo en el campo

Las rutas provinciales son un desastre y complican el trabajo en el campo
infocampo

En las provincias de la pampa húmeda el estado de los caminos es un problema cotidiano con el que tienen que lidiar los productores. Pocas o de muy mala calidad son las inversiones y muchas las promesas de los municipios y comunas provinciales.

El estado de las rutas provinciales y nacionales preocupa y mucho en las zonas productivas más importantes del país, que tienen sus caminos rotos, mal pavimentados y sin mantenimiento. Cada vez que llueve se vuelve imposible transportar cualquier tipo de carga. Mejoras que no llegan y reclamos que no son escuchados.

En Entre Ríos, la ruta18, que va de Concordia a Paraná, pasando por Villaguay, se encuentra en un estado desastroso, tiene tramos peligrosos ya que el ripio tiene huellas profundas. En la 6 se hicieron reparaciones parciales, con materiales de poca calidad y ahora está otra vez colapsada.

“Siempre que llueve se vuelve intransitable, lo que más molesta a los productores es la falta de mantenimiento, hay caminos que verdaderamente están inservibles”, enfatizo Carlos Nogueira, presidente de la Sociedad Rural de Villaguay, una de las zonas más afectadas.

Siguiendo en la misma línea Oscar Giuliani, gerente de la Sociedad Rural de Reconquista, Santa Fe, sufre los mismos padecimientos: “Casi todos los caminos provinciales son de tierra y los municipios y comunas poco hacen para mejorarlas, nuestro mayor problema es la tasa que cobran los municipios por hectárea y que debería ser usada para la mejora de los caminos, pero ahora se vuelca totalmente a los planes sociales y no puede ser, hay puentes que están exalando su último suspiro de vida”, sintetizó Giuliani.

El total de las rutas nacionales suman unos 400.000 kilómetros uniendo tierras productivas y en un 50% vinculadas al puerto de Buenos Aires. Mientras tanto, las rutas provinciales suman 192.000 kilómetros, de los cuales sólo el 20% se encuentra pavimentado.

Para terminar de dimensionar la importancia de contar con caminos acordes al comercio nacional e internacional de mercaderías, cabe señalar un dato no menor suministrado por la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, que indica un gasto cinco veces superior de un vehículo de cargas cuando éste recorre caminos en mal estado, sin señalización horizontal ni banquinas, entre otras dificultades.

El mayor problema que se le presenta a los productores es la imposibilidad de poder salir con, por ejemplo, la hacienda, en el momento más rentable, “en los consejos productivos el tema está sobre el tapete y no hay nadie que no haya perdido negocios por este motivo”, agregó Nogueira.

Toda la problemática se sintetiza en una frase: “es indispensable para el productor agropecuario sentir un incentivo de trabajar y permanecer en la zona, lamentablemente si no tiene la comodidad necesaria por culpa de la infraestructura, sin lugar a dudas va a emigrar y seguimos perdiendo gente valiosa por falta de inversiones”, explicó Oscar Giuliani, con toda la razón del mundo.

Las peores

En Entre Ríos, la Ruta 6 que va de Villaguay hacia al Norte, casi intransitable.

Ruta 12 entre Cerrito y La Paz y de Victoria a Paraná, el ripio está destruido.

La ruta 18 que va de Concordia, Paraná, pasando por Villaguay hay tramos que son peligrosos por las huellas marcadas.

En Santa Fe, Ruta 40, que va de Reconquista hacia el Oeste tiene el mismo problema.

Yanina Otero|infocampo@infobae.com

Seguí leyendo:

Temas relacionados: