Publicidad Cerrar X

Mendoza redobla la apuesta por el agua

En el marco de cooperación entre FAO y el Departamento de Irrigación de Mendoza, han comenzado las obras del proyecto "Reducción-Los Andes". La misma implica el trazado e impermeabilización de 36 km de un canal y la mejora de 50 km de colectores adyacentes, lo que beneficiará a más de 1.000 productores.

En el marco de cooperación entre FAO y el Departamento de Irrigación de Mendoza, han comenzado las obras del proyecto "Reducción-Los Andes". La misma implica el trazado e impermeabilización de 36 km de un canal y la mejora de 50 km de colectores adyacentes, lo que beneficiará a más de 1.000 productores.
infocampo

Según el Instituto Nacional del Agua, la agricultura insume alrededor del 90% del recurso hídrico en Mendoza y la eficiencia de riego es baja: de cada 100 litros de agua que salen del río Mendoza, sólo 28 llegan al cultivo, y sólo 41 litros se aprovechan del Tunuyán inferior. El río da origen a dos oasis: el superior, o zona alta de riego, cercana a la Cordillera y el inferior, o zona baja de riego, cerca del límite con San Luis. Ambas regiones manejan el 17 y 83% del caudal. El crecimiento de la actividad agrícola y el riego en los últimos 200 años determinó estas dos zonas, división que se completa con la construcción de diques derivadores y embalses. Como consecuencia del marcado desarrollo vitivinícola de la Cuenca Superior, ha manifestado perjuicios de salinidad, reducción de caudal y rendimientos agrícolas en los últimos 10 años. En la actualidad, más de 4.000 pozos se utilizan para riego entre ambas zonas. El acuerdo FAO-Irrigación prevé elaborar políticas de manejo del agua, que mejoren diversos aspectos en Mendoza; alrededor del 70% del agua se pierde por la falta de impermeabilización de canales y el método de riego usado por los agricultores. El objetivo es alcanzar eficiencias hídricas de 40-45% hacia 2010, permitiendo regar 140 mil hectáreas más.

Laura Freidenberg

Especial para Infocampo

Seguí leyendo:

Temas relacionados: