Publicidad Cerrar X

Nuevo capítulo de la pelea de Campos versus Monsanto

Ayer la Secretaría de Agricultura embistió nuevamente contra Monsanto por el pago por tecnología en la soja, y acusó a la empresa de montar una campaña mediática tendenciosa.

Ayer la Secretaría de Agricultura embistió nuevamente contra Monsanto por el pago por tecnología en la soja, y acusó a la empresa de montar una campaña mediática tendenciosa.
infocampo

La Secretaría de Agricultura emitió un comunicado reiterando que el gobierno argentino respetará el pago de regalías sobre cualquier producto, sea cual sea su procedencia, siempre y cuando tenga su patente.

La declaración oficial fue una respuesta a los directivos de la Asociación Americana de la Soja, quienes habían advertido que los productores locales quedarían retrasados si no pagan por las nuevas tecnologías en semillas, como aquellas que confieren resistencia a la sequía o mejor calidad de aceite, desarrolladas por Monsanto.

Las apreciaciones fueron realizadas en una conferencia de prensa brindada en la Embajada de los EE.UU., donde se propuso desarrollar un trabajo en conjunto para el acceso al mercado Indio.

En el encuentro,también se subrayó que llegaría el momento en que los productores argentinos le dirán al gobierno sobre la conveniencia de pagar para no quedar atrasados.

Los dichos tuvieron una rápida respuesta por parte de Miguel Campos,quien se afirmó estar sorprendido por el esfuerzo que realiza Monsanto, utilizando incluso a productores de soja estadounidenses para sembrar confusión, intentando engañar a la población argentina sobre la legitimidad de sus derechos, amparados en la ley de semillas.

En este sentido, el funcionario reiteró que la normativa argentina es clara y contundente cuando establece que el pago de regalías se realiza sobre eventos transgénicos patentados bajo la misma.

La comunicación oficial recordó también que la soja RR de Monsanto no tiene patente en nuestro país y que la patente que posee la firma en la Unión Europea tampoco alcanza a los subproductos destinados a ese mercado, como es el caso de la harina de soja.

El comunicado de Agricultura calificó de tendenciosa campaña mediática a la que estaría realizando la firma Monsanto y argumentó que la misma pretendería favorecer espurios intereses, intentando violar la normativa argentina de semillas.

Campos remarcó, además, que al no encontrar eco ni en los ámbitos jurídicos nacionales ni en los internacionales, Monsanto intimida anuestros productores queriendo hacerles creer que, si no se avienen a pagar algún tipo de resarcimiento no merecido, perderán el tren de las ventajas competitivas resultantes de la biotecnología.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: