Publicidad Cerrar X

Chicharrita del maíz: ya se perdieron 225.000 hectáreas y se sigue derrumbando la cosecha

"El nivel de evolución que se observa semana a semana en los cultivos desconcierta", advirtieron desde la Bolsa de Comercio de Rosario, que redujo su estimación de cosecha de 57 millones de toneladas a 50,5 millones.

infocampo

La campaña maicera 2023/24 esperaba muy buenas noticias en materia de producción, con una cosecha que se ubicaría sobre las 57 millones de toneladas, de acuerdo a las primeras estimaciones de la Guía Estratégica del Agro de Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Pero llegó la chicharrita del maíz, una plaga que actúa como vector de varias enfermedades, principalmente la bacteria Spiroplasma kunkelii causante del “achaparramiento del maíz” y las expectativas sufrieron un desplome.

En las últimas horas, la Bolsa de Comercio de Rosario ajustó en 6,5 millones de toneladas su proyección de cosecha, ubicándola ahora en 50,5 millones.

Este achique se suma a la reducción que profundizó la semana pasada la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, desde los 56,5 millones que esperaba inicialmente a 52 millones.

¿Faltó prevención?: Chicharrita del maíz, la plaga que alertó que podría venir y llegó para quedarse

LOS DAÑOS DE LA CHICHARRITA DEL MAÍZ

Una frase del informe pinta de cuerpo entero el drama que se está viviendo como consecuencia de este insecto: “Es la primera vez desde que se efectúan estimaciones que se observa un daño tan importante por un factor no climático”.

Y otro aspecto a tener en cuenta es que esta plaga presenta efectos que hasta parecen más dañinos que la sequía. Como parámetro, el año pasado de un mes a otro la proyección de cosecha de maíz cayó en tres millones de toneladas por la falta de agua, y no en 6,5 millones como ahora.

El impacto que presenta la expansión territorial de esta plaga y la enfermedad que transmite duplica ese tonelaje.  “No es factible evaluar hasta cuánto puede terminar restándole al ciclo maicero 2023/24”, alertaron desde la Bolsa.

Lejos de revertirse, este escenario negativo sigue creciendo y a diferencias de otras campañas, se visualizan síntomas lejos de las zonas endémicas, como el caso de la región centro.

“Esta enfermedad ha puesto a la producción de maíz en jaque, ya que Argentina pasó a sembrar en forma tardía el 65% del área total cultivada debido a los problemas de falta de agua”, resumieron.

Hace solo un mes, el presente ciclo maicero tenía potencial de mejora respecto de la campaña precedente y todo parecía encaminarse a superar el récord productivo 52 millones de toneladas de la campaña 2020/21.

grafico maiz

En estos días, los números cambiarion. Se espera una cosecha de 50,5 millones de toneladas, a partir de un rinde promedio nacional de 70,4 qq/ha, una merma de 6,5 qq/ha en relación a la campaña previa.

En términos de superficie, ya se perdieron 225.000 hectáreas que se restan del área destinada a la cosecha del grano debido al efecto de la enfermedad. Con estos guarismos, la cosecha 2023/24 estaría en el quinto lugar entre las mejores producciones de maíz a nivel nacional.

Chicharrita del maíz: el Gobierno apura la aprobación de insecticidas para combatir la plaga

CHICHARRITA DEL MAÍZ: UNA PLAGA IMPARABLE

“El nivel de evolución que se observa semana a semana en los cultivos desconcierta“, reconocieron desde la BCR. En este contexto, una de las provincias más afectadas es Chaco, con localidades en donde el daño por pérdidas causadas por la chicharrita oscila entre el 50% y 70%.

Para tener una idea del impacto, en esa región la incidencia de esta plaga no suele superar el 5%. En las primeras cosechas que se adelantaron en esa provincia, los rindes se ubican entre 25 qq/ha y 35 qq/ha. En Chaco, los pronósticos anticipan 100.000 hectáreas perdidas y un rinde promedio de 33 qq/ha.

BCR

En Santiago del Estero, la situación es algo mejor, pero no deja de revestir gravedad. Hay lotes muy afectados en general y expectativas de 20 a 60 qq/ha.

En el norte argentino, Salta y Tucumán también se ven afectadas y la BCR relevó daños de importancia en el centro y norte de Córdoba y Santa Fe, áreas que un mes atrás se consideraban con posibilidades de muy buenos rindes.

Otro dato que preocupa a los productores es la velocidad de expansión de la chicharrita, sobre todo en la franja central del país. En el caso de la localidad cordobesa de Marcos Juárez se reportan un 30% de daño en maíces tardíos, situación que también se repite en General Pinto, en la provincia de Buenos Aires.

 

Temas relacionados: