Publicidad Cerrar X

Sigue en alza el precio de la leche

Los valores pagados por la leche en las principales cuencas argentinas en el presente mes de julio oscilan entre 0,78 y 0,85 $/litro. Aunque en casos puntuales se informaron precios de hasta 0,90 $/litro. Aseguran que la oferta aumentará en septiembre próximo. Pero el año que viene volvería a escasear el producto.

Los valores pagados por la leche en las principales cuencas argentinas en el presente mes de julio oscilan entre 0,78 y 0,85 $/litro. Aunque en casos puntuales se informaron precios de hasta 0,90 $/litro. Aseguran que la oferta aumentará en septiembre próximo. Pero el año que viene volvería a escasear el producto.
infocampo

En el presente mes de julio el valor promedio pagado por la leche supera los 0,80 $/litro. Así lo afirmaron hoy a Infocampo fuentes del sector lácteo de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

En el pasado mes de mayo los valores rondaban los 0,70 a 0,75 $/litro, mientras que en junio habían subido ya a un rango de entre 0,75 y 0,85 $/litro. La cuestión es que en el presente mes de julio los valores pagados se ubican entre 0,78 y 0,90 $/litro, dependiendo del volumen de entrega.

“Las grandes empresas se lanzan al mercado a comprar leche a cualquier precio sin importarles las consecuencias que generan”, dijo hoy a Infocampo una fuente sector lácteo de la provincia de Santa Fe que prefirió no ser identificada.

En los últimos meses, los valores de la leche registraron una tendencia creciente porque las industrias deben hacer frente a una demanda interna y externa muy dinámica ante un panorama de oferta acotado.

“Los precios van a seguir en alza hasta el próximo mes de septiembre cuando, por un factor estacional, se comience a producir más leche”, comentó un productor de la zona oeste de la provincia de Buenos Aires.

“En el negocio lechero abunda la falta de certeza y previsibilidad; está plagado de oportunistas que lo único que buscan es el bien personal”, añadió el productor.

Este año la producción de leche en las principales cuencas argentinas registró una importante caída debido a la presión agrícola y a factores estacionales que se potenciaron a partir del temporal climático ocurrido en marzo y abril pasados, que afectó seriamente a gran parte de las pasturas de las provincias de Córdoba y Santa Fe.

“El clima puso de manifiesto los problemas estructurales que tiene el sector”, dijo hoy a Infocampo Roberto Socín, titular de la mesa de productores lecheros de Santa Fe.

“La tendencia hacia junio/julio del próximo año va a ser muy negativa si continuamos de esta forma; hay que encontrar un equilibrio entre los intereses de los consumidores, productores, industriales y el gobierno nacional”, agregó Socín.

La caída en la producción argentina de leche también se presentó en un marco de crecimiento espectacular del precio internacional de la leche en polvo. En tal escenario, los precios pagados al tambero se mantienen firmes, pero con una gran dispersión, dado que las industrias están privilegiando a los remitentes de mayor volumen en desmedro de los más pequeños.

En tanto, un empresario de la provincia de Córdoba, aseguró que “el avance de la agricultura sobre la ganadería es una seria amenaza que pone en riesgo la supervivencia de la lechería en Argentina”.

“En el mediano plazo vamos camino a que desaparezca el negocio si no se toman medidas urgentes que tiendan a beneficiar a todos los eslabones de la cadena lechera”, afirmó el empresario.

Javier Lanari

Seguí leyendo:

Temas relacionados: