Publicidad Cerrar X

Trabajadores temen desalojos tras quiebra de ingenio La Esperanza

2.200 trabajadores del ingenio La Esperanza corren serio riesgo de quedar desocupados por la situación de quiebra en la que se encuentra el ingenio, ante la imposibilidad de la empresa de hacer frente a las deudas que mantiene con los Estados nacional y provincial que totalizan el 86% del pasivo.

2.200 trabajadores del ingenio La Esperanza corren serio riesgo de quedar desocupados por la situación de quiebra en la que se encuentra el ingenio, ante la imposibilidad de la empresa de hacer frente a las deudas que mantiene con los Estados nacional y provincial que totalizan el 86% del pasivo.
infocampo

A ese estado de cosas, se suma también la situación de 300 familias de pequeños productores rurales jujeños dedicados a la horticultura y la ganadería en 50 mil hectáreas propiedad del Ingenio, en las que no se cultiva azúcar y que podrían ser desalojados.

La Federación Agraria Argentina (FAA) manifestó su preocupación por la situación y pidió al Gobierno nacional y al de la provincia de Jujuy que instrumenten en forma urgente las acciones necesarias para dar solución a este conflicto social.

Al respecto, la directora federada del NOA, Ana Barcena, indicó que âel ingenio La Esperanza se encuentra en situación de quiebra desde hace algún tiempo, siendo el Estado nacional y provincial su principal acreedor con el 86% de la deudaâ.

La dirigente recordó que en la actualidad, varias empresas nacionales y extranjeras manifestaron su interés en adquirirlo y esto pondría en riesgo el lugar de trabajo de 300 familias que desde hace varias generaciones realizan sus labores de horticultura y ganadería en alrededor de 50 mil hectáreas de tierras de La Esperanza.

 Frente a la demora en la resolución de la quiebra y el serio peligro que corren estas familias, la FAA insta al Gobierno a dar una pronta y definitiva respuesta en resguardo de los productores rurales.

  âDesde nuestra entidad se ha denunciando en reiteradas oportunidades sobre la agudización de la concentración y extranjerización de tierras que determinan la constante expulsión de productores agropecuarios del campoâ, apuntó la dirigente.

Barcena, al respecto declaró que âel Estado tiene la oportunidad de revertir la situación implementando políticas que impidan el agravamiento del proceso a través la sanción de leyes y la instrumentación de programas que favorezcan la colonización ruraâl.

 Para la dirigente es sólo âmediante una decisión política que este conflicto se resuelva felizmente para las familias de La Esperanza. El Gobierno nacional y el de la provincia de Jujuy tienen en sus manos la soluciónâ.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: