Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Ucrania: de importador a exportador

Crece la agroindustria. El girasol y colza van al desarrollo de combustibles alternativos. Las impresiones de un argentino en Kiev.

13.11.2004
Infocampo
Infocampo

Ucrania (a 12 horas de vuelo de Buenos Aires) pensó a su industria alimentaria como base de su desarrollo. Luego de muchos años de depender de las importaciones en la mayoría de los alimentos, ha logrado el abastecimiento propio en el 90% de sus necesidades y está generando crecientes saldos exportables. La agroindustria ocupa el 50% de la mano de obra del país, y de este porcentaje el 70% son mujeres. La agroindustria aporta al Estado u$S 1.000 M mensuales en ingresos tributarios y por explotación de empresas estatales. Hoy se registran 72 emprendimientos agroindustriales en el área de alimentos, en su gran mayoría privados. Quedan algunas empresas con participación estatal cuyo capital cotiza en Bolsa. Y sólo el sector azucarero y de destilería de alcohol sigue siendo estatal, pero con planes de privatizarlo totalmente en dos años. Las inversiones en el sector son muy importantes, con proyectos para el próximo año por u$S 1.000 M. Un tercio para expandir la industria de procesamiento de oleaginosas, y el resto en puertos, industria láctea, cerdos, pollos, frutas y hortalizas, e industria extractiva de alcohol y otros combustibles vegetales. El gobierno cuenta con varios programas de apoyo a las inversiones privadas que incluyen desde financiamientos con el Banco Mundial, aportes públicos de capital que luego se coloca en Bolsa y desarrollo de infraestructura. No hay bancos extranjeros para banca personalizada. Los programas de producción de alcohol de caña son muy ambiciosos. Ya tienen capacidad exportable por volúmenes producidos. Les resta construir facilidades portuarias con tanques apropiados, aunque ya cuentan con la planificación para el próximo año. El gobierno también determinó como desarrollos estratégicos la producción de etanol para las naftas y el biodiesel, tanto para consumo propio como para su exportación a la Unión Europea. Algunas empresas privadas ya están produciendo etanol y biodiesel para consumo local. La preocupación fundamental está enfocada en aumentar la producción de materias primas y desarrollar la logística de transporte y almacenaje, para asegurar el abastecimiento de una industria en expansión.

En cuanto a las posibilidades de negocios para los argentinos (me crucé con algunos) lo más concretos está en las carnes. Ellos tuvieron una sequía espantosa y tuvieron que liquidar stock. Hoy necesitan unas 20.000 toneladas de carne, que cotizan a unos u$S 4.000 la tonelada. También demandan uvas de mesa, productos frutícolas, genética para semilla no OGM en trigo, maíz y girasol y todo lo relacionado con tecnología para maquinaria agrícola. En síntesis, toda esta región, es un lugar muy rico en oportunidades.

×

Juan Martin Rebolini |Especial para Infocampo

Tags