Publicidad Cerrar X

Un nuevo escenario: comienzan a negociar arrendamientos asociativos por la falta de liquidez

Son cada vez más los productores y propietarios de campos que mantienen conversaciones para establecer contratos con pago total o parcial a porcentaje a partir del ciclo 2009/10.

Son cada vez más los productores y propietarios de campos que mantienen conversaciones para establecer contratos con pago total o parcial a porcentaje a partir del ciclo 2009/10.
infocampo
Por Infocampo

Son cada vez más los productores y propietarios de campos que comenzaron a mantener conversaciones para establecer arrendamientos agrícolas con pago total o parcial a porcentaje a partir del ciclo 2009/10.

Si bien los valores de alquileres acordados este año son extremadamente variables ‘con acuerdos cerrados antes de marzo y otros que se están terminando de negociar en estos días’ lo cierto es con un precio de la soja en 700 $/tonelada el resultado de la agricultura en campo arrendado es negativo.

“Actualmente existen conversaciones para comenzar a utilizar el esquema asociativo dado que son muchos los productores que están haciendo cuentas para fijar arrendamientos y ven que con los números actuales el negocio no cierra”, dijo hoy a Infocampo Fernando Rojas Panelo, director del estudio Rojas Panelo y Asociados en la ciudad de Azul.

“Seguramente en la próxima campaña van a aparecer con mucha fuerza este tipo de contratos”, indicó Rojas Panelo, para luego manifestar que “la menor capacidad financiera que tendrán los productores agropecuarios hará que inevitablemente se llegue a este sistema”.

Los contratos a porcentaje fueron empleados tradicionalmente en el agro argentino, pero a partir de los ’90 comenzaron a ser reemplazados por pagos por adelantado fijados en quintales de soja o de trigo por hectárea.

“Es cada vez más complicado concretar un contrato porque en el actual escenario el negocio en campo arrendado no cierra bajo ningún punto de vista”, señaló Adrián Rovea, asesor del CREA Teodelina (Sur de Santa Fe).

“Hay una gran incertidumbre y todos quieren saber qué planes van a tener para el año que viene, y ante esto, la mejor alternativa es tratar de fijar un alquiler bajo porcentaje”, agregó Rovea.

En las regiones pampeanas el pago por adelantado de los arrendamientos, con valores crecientes, se consolidó a partir del ciclo 2002/03, cuando la demanda de campos comenzó a crecer de manera sistemática en un escenario de oferta constante.

Hasta el año pasado, las reglas del mercado de alquileres eran establecidas por los propietarios, quienes establecían los valores luego de recibir ofertas de decenas de interesados. Esta situación se terminó a partir de marzo de 2008.

“Pienso que fijar un contrato bajo porcentaje es muy beneficioso para ambas partes (productor y propietario) a pesar de que muchos se resisten al cambio”, comentó a Infocampo Ermete Ventura, productor de la localidad cordobesa de Monte Buey, Córdoba.

“Tampoco quedarán muchas alternativas posibles para establecer los alquileres dado que la agricultura en nuestro país está a la intemperie, sin dinero disponible y con riesgos políticos nunca vistos”, añadió Ventura.

El modelo asociativo entre productor y propietario fue un esquema muy utilizado entre los años ’60 y ’80, el cual, si bien desapareció en la región pampeana a partir de los ’90, en muchas áreas agrícolas de las provincias del norte del país se siguió utilizando (dado que en las mismas la variabilidad climática es muy significativa).

“Los que decidan sembrar el año que viene estarán mucho menos solventes y no les quedará otra que intentar convertir en socio al dueño del campo”, afirmó María Mercedes Lalor, presidente de la Sociedad Rural de Gral. Villegas. “Éste es el único camino posible que hoy por hoy se vislumbra para seguir adelante”, concluyó.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: