| InfocampoTV

Aftosa en porcinos brasileños: la sanidad argentina está en riesgo

La Asociación Argentina de Productores Porcinos reclamó en una severa carta enviada al SENASA, el urgente control fronterizo e interno en el país vecino. Solicitaron la rigurización de las inspecciones sobre la carne faenada. La asociación que nuclea a todos los productores porcinos advirtió a las autoridades oficiales y a las cuatro entidades agropecuarias, acerca del alto peligro que significa la situación sanitaria de Brasil, ante la aparición de un nuevo caso de Aftosa del serotipo C, que pone en riesgo la situación sanitaria nacional.

Print Friendly, PDF & Email
12.10.2004 | Por Infocampo
Infocampo

Respecto a este tema, Infocampo radio mantuvo una comunicación directa con José Luis Antonelli, Coordinador Regional de Resguardo de Frontera, quien se manifestó conforme con este proyecto implementado por el SENASA para la prevención de la aftosa en las zonas fronterizas del país.

Por otra parte, Juan Luis Uccelli, Presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos, ratificó su conformidad frente al proyecto, pero se manifestó gravemente preocupado respecto a la posibilidad de transmisión de aftosa a través de cerdos provenientes de Brasil, que no son vacunados contra dicha enfermedad, y cuya carne podría ser consumida erróneamente por ganado argentino.

Antonelli aclaró que “la resolución 403 donde se implementa este proyecto marco, tiene como acomodación mínima 5 años”. Asimismo destacó que su objetivo esencial es la prevención del ingreso de agentes causales de algunas enfermedades transfronterizas. Asimismo expuso la necesidad de estar preparados para brindar una respuesta rápida y eficaz en caso de presentarse una emergencia sanitaria y, en este sentido, recalcó la importancia de promover acciones conjuntas con los países limítrofes, comportándose así como un bloque regional. “Nosotros entendemos que solos desde el SENASA no podemos hacer nada sino que lo tenemos que hacer en conjunto desde todos los sectores”, comunicó.

Respecto del tema, Uccelli manifestó que “yo se que se esta haciendo un trabajo de frontera muy bueno, creo que el SENASA en ese sentido está trabajando muy bien. El inconveniente está en Brasil porque estamos ingresando carnes del lugar. Lo que estamos denunciando es que puede ingresar carne hacia otro destino, que termine alimentando animales por un error y que eso termine provocando un brote de aftosa en la Argentina, lo que puede perjudicar las 400 mil toneladas de carne vacuna que estamos exportando”.

Uccelli advirtió sobre la gravedad del riesgo que se corre y solicitó al SENASA que realice una auditoría en Brasil y verifique los controles allá, debido a la frecuente labilidad de los mismos. Ucceli recalcó la posibilidad de que los animales coman por error desperdicios, recortes, etc. provenientes de cerdos con aftosa ingresados desde Brasil. “Con que aparezca un solo animal con aftosa puede afectar a todos los mercados”, enfatizó.

Frente a la firmeza de Ucceli, Antonelli expuso las características del proyecto que coordina. Al respecto comentó que el proyecto marco de resguardo fronterizo tiene varios componentes, entre los cuáles se destaca fundamentalmente el control de todos los pasos fronterizos. Para ello se trabaja con gendarmería, con prefectura y con los servicios técnicos de los países limítrofes. “Los pasos fronterizos son exhaustivamente cuidados”, aclaró, “lo que está haciendo referencia el Dr. Uccelli es un tema totalmente distinto. Nosotros estamos avocados a controlar esos temas pero no desde mi área. Mi área son 1200 kilómetros al norte de la frontera desde Jujuy, Salta y Formosa, y comprende desde el límite internacional hacia el interior de nuestro país. Son 25 kilómetros y 800 mil animales susceptibles. Se trata de 8 millones de hectáreas en las cuáles se realiza vigilancia epidemiológica activa con control exhaustivo de todos los rodeos”.

Para que no queden dudas afirmó que el avance logrado en la lucha regional contra la fiebre aftosa es considerable y se ha realizado “a pasos agigantados”.

Finalmente aclaró que en el proyecto marco de resguardo de la frontera se realiza no sólo vigilancia epidemiológica sino también identificación de los animales. En cuanto a ello aseguró que “los 800 mil animales involucrados en el Proyecto Frontera Norte A están vacunados e identificados tanto del lado argentino como del paraguayo. Nosotros estamos intentando que no ocurra un brote. Nos hemos reunido en varias oportunidades con los servicios técnicos tanto paraguayos como bolivianos”. Antonelli recalcó la importancia de trabajar en un plan de tipo regional en el cual todas las partes involucradas colaboren intensamente. “Creemos dentro del SENASA que es una acción que tenemos que abarcar con todos los sectores: con los profesionales, los oficiales y los no oficiales; con los productores, con las asociaciones, con los colegios de veterinarios .Tiene que haber fundamentalmente un esfuerzo importante en esto”. El coordinador regional de resguardo de la frontera comentó que el SENASA se reúne periódicamente con los productores fronterizos quienes realizan esfuerzos importantes en esta lucha, y tienen muy buena predisposición para colaborar con la misión.

Ante esta explicación, el Presidente de la AAPP, Juan Uccelli respondió que quería “separar los tantos”.Así, manifestó que “el trabajo que están haciendo el Dr. Antonelli y el SENASA en frontera creo que es admirable y totalmente respetable. Yo no estoy criticando absolutamente nada y quizás hubo malentendidos con respecto a eso. Creo que el SENASA en ese sentido está haciendo bien las cosas y el total del plantel está totalmente vacunado”. Sin embargo, y a pesar de esta conformidad con el programa expuso nuevamente su reclamo de mayores inspecciones en el Brasil. “Recordemos que los cerdos en Argentina no se vacunan. Nuestra inquietud es traer carne de cerdo de brasil contaminada que pueda terminar por error comiéndola algún cerdo animal y ser un foco. Con un solo foco que haya acá no vendemos carne en ninguna parte del mundo”.

Finalmente disparó con dureza “a mi me preocupa que haya tanto silencio en todo el sector agropecuario, que nadie diga nada, y que después nos rajemos la vestidura cuando entre la aftosa en la argentina”.

Tags

Aftosa en porcinos brasileños: la sanidad argentina está en riesgo

La Asociación Argentina de Productores Porcinos reclamó en una severa carta enviada al Senasa, el urgente control fronterizo y dentro del país vecino. Piden se riguricen las inspecciones sobre la carne faenada

Print Friendly, PDF & Email
05.10.2004 | Por Infocampo
Infocampo

La asociación que nuclea a todos los productores porcinos advirtió a las autoridades oficiales y las cuatro entidades agropecuarias del alto peligro que significa la situación sanitaria de Brasil, ante la aparición de un nuevo caso de Aftosa del serotipo C, que pone en riesgo la situación sanitaria nacional.

Luego de cinco años del cese de la vacunación masiva antiaftosa (abril de 1999) gran parte de la población bovina de nuestro país se encuentra desprotegida (sin anticuerpos). Todos los bovinos nacidos a partir del cese de la vacunación son altamente susceptibles así como los nacidos en el invierno y primavera de 1998, que sólo recibieron dos dosis de vacuna.

Juan Luis Uccelli, presidente de la entidad puso de manifiesto en diálogo con Infobae su preocupación por “la falta de respuesta del Senasa ante el urgente pedido de tomar medidas de control por el ingreso de carne bovina de ese país”.

El dirigente aclaró que el foco de la enfermedad se trata de un serotipo distinto del hasta ahora conocido, por lo que exigen al Senasa que realice una auditoría en Brasil, para verificar cómo son los controles internos de frontera inter estatal”.

“Actualmente que ingresan en la Argentina entre 2.500 y 3.000 toneladas de carne de cerdo brasileña a nuestro mercado, y los cerdos tanto en Brasil como en la Argentina no se vacunan”, dijo Uccelli.

La enfermedad ingresa por cuatro vías principales a un rodeo sano, en orden de importancia son:

l Ingreso de animales enfermos o en incubación de la enfermedad.

l Ingreso de elementos inertes contaminados (camiones/camionetas, maquinaria agrícola, calzados de personas, ropa de trabajo, fardos de pasto).

l Ingreso de productos animales contaminados (carne con hueso, pieles frescas, leche fresca).

l Viento predominante desde un rodeo enfermo (en invierno y con alta humedad).

El virus causante de la enfermedad tiene la particularidad de ser muy contagioso, debido principalmente a que el animal enfermo elimina grandes cantidades de virus, y lo puede transmitir a otros animales con una muy baja dosis de agente infeccioso.

Uccelli, aseguró que “existe mucha probabilidad de que a través de la carne brasileña ingrese la aftosa en la Argentina. Desde la asociación se envió una carta al Senasa y a las cuatro entidades para que se tomen de manera urgente medidas al caso, porque sólo se tiene en cuenta el ingreso de animales en pie, pero se descartan los controles a la carne faenada con posibilidades de estar infectada”.

La situación de la porcinocultura en la Argentina, según Uccelli, “es estable hay una rentabilidad bastante interesante y se están haciendo inversiones para expanderse hacia nuevos mercados”.

En cuanto a la triquinosis dijo que “los controles se realizan siempre en el plano nacional o provincial y adjudicó la aparición de algunos focos de esa enfermedad a la ausencia de inspecciones sanitarias en el ámbito de las municipalidades”.

La producción porcina factura anualmente u$s1.500 millones y, si se comparan los costos de producción con otros países, muestra una fuerte competitividad, pero paradójicamente registra una pérdida importante en el número de sus unidades productivas.

Gustavo Malem

gmalem@infobae.com

Tags