Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Alimentos: por la crisis rusa peligran exportaciones de economías regionales

Algunas frutas, entre ellas mandarinas y peras. También quesos y carnes bovina y aviar, son los productos más expuestos a una baja en la demanda del país más grande del mundo.

22.12.2014
Infocampo
Infocampo

Las consecuencias de la crisis rusa no impactan solamente en la cotización del rublo, el valor de los papeles de las empresas de ese país y demás indicadores sensibles a la suerte de ese gigante dentro del sistema financiero. El país es, además, destino de exportaciones argentinas de alimentos.

Según publicó Valor Soja, las ventas externas de estos productos destinadas al mercado ruso podrían comenzar a desacelerarse a partir de los problemas económicos registrados en esa nación por el derrumbe del precio internacional del petróleo. 

El caso más grave, según Valor Soja, es el de las mandarinas: “en los diez primeros meses de 2014, según los últimos datos oficiales disponibles, más de la mitad de las ventas externas de ese crítico se colocaron en la Federación Rusa”, indicó.

Otras frutas con un alto grado de exposición en el mercado ruso son las peras (32% de las toneladas exportadas en enero-octubre de 2014 se destinaron a ese mercado), uvas frescas (23%), ciruelas (18%) y limones (15%).

La carne bovina es otro de los rubros que podría resultar perjudicados. Rusia es para la Argentina un mercado de bajo margen pero altos volúmenes, y un tercio de las menudencias y un cuarto de los cortes frescos se destinan a ese mercado.

Otros alimentos que dependen del mercado ruso son los quesos (26% del total de las colocaciones en lo que va del presente año) y los ovoproductos (23%). La Federación Rusa además es uno de los principales clientes genuinos de cortes aviares.

Estas economías regionales podrían sufrir un golpe adicional al generado por los factores internos, según analiza la publicación. Entre ellos, enumera la suba de los costos, el nivel del tipo de cambio, entre otros a los que podría agregarse el esquema impositivo local. Ahora, deberán adicionar el impacto proveniente de la demanda rusa de alimentos, más cuando el Gobierno ruso anunció que destinará reservas para sostener el tipo de cambio.

Tags