Publicidad Cerrar X

Aumenta la demanda de subproductos

En un contexto de paralización, los molinos no pueden realizar todos los despachos previstos, aunque siguen acumulando pedidos. Analistas esperan una "demanda compensativa" cuando se regularice la situación.

En un contexto de paralización, los molinos no pueden realizar todos los despachos previstos, aunque siguen acumulando pedidos. Analistas esperan una "demanda compensativa" cuando se regularice la situación.
infocampo

Los subproductos como el afrechillo de trigo o el pellet de girasol enfrentan una gran demanda en la actualidad, coartada por el presente paro de transportistas.

Algunos molineros no dudan en afirmar que frente a sus instalaciones tienen filas de camiones esperando por cargar el producto, debido a los pedidos que día a día reciben de parte de las fábricas de alimentos balanceados.

De no ser por los inconvenientes actuales que el sector afrenta en materia de logística, la facturación estaría en niveles récord de acuerdo con las estimaciones de distintos productores de subproductos. Estos cálculos no se dan a partir de aumentos considerables en el precio de venta de sus utilidades, sino a raíz de un alza en la demanda desde distintas regiones del país, especialmente del sur de Córdoba y oeste de la provincia de Buenos Aires.

En consecuencia han decidido administrar las ventas de manera gradual y así es como distintos molinos proveerán a los camiones, una vez que la situación se normalice.

Frente a este panorama también se agregan otras variables, como las heladas y las sequías, el precio de la soja, y, finalmente, los mercados internacionales: determinados análisis encuentran firme al pellet de girasol en Rotterdam, Holanda; además, en Estados Unidos el maíz se encontró con desfavorables condiciones climáticas.

En el orden económico, varios analistas coinciden en afirmar que el sector afrontará una “demanda compensativa”, ya que algunos subproductos están bien ubicados y a buen precio.

En este sentido, el pellet de girasol actualmente oscila entre los $330 y los $380, dependiendo de la cantidad que se compre. El afrechillo de trigo ronda los $370 por tonelada.

Por otra parte, la semilla de algodón empezará a comercializarse a partir de mediados de julio, con demandas similares a la de años anteriores.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: