Publicidad Cerrar X

Brasil seguirá con biocombustibles e invertirá en Bolivia

Así lo afirmó hoy el presidente del vecino país Luiz Lula da Silva. La semana pasada la empresa estatal Petrobras anunció que el yacimiento ultraprofundo de Tupi, en Rio de Janeiro podría contener entre 5.000 y 8.000 millones de barriles de crudo en reservas.

Así lo afirmó hoy el presidente del vecino país Luiz Lula da Silva. La semana pasada la empresa estatal Petrobras anunció que el yacimiento ultraprofundo de Tupi, en Rio de Janeiro podría contener entre 5.000 y 8.000 millones de barriles de crudo en reservas.
infocampo

Brasil no abandonará la producción de biocombustibles y ya prevé hacer nuevas inversiones en el sector gasífero de Bolivia, afirmó hoy el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Petrobras ya ha anunciado que analiza hacer nuevas inversiones para explorar campos gasíferos y mantener los ya existentes en Bolivia, según ha dicho el presidente de la empresa, Sergio Gabrielli, destacando que aún está por definirse el monto de esos desembolsos.

La semana pasada el conglomerado estatal Petrobras anunció que el yacimiento “ultraprofundo” de Tupi, situado frente a la costa de Río de Janeiro, podría contener entre 5.000 millones a 8.000 millones de barriles de crudo en reservas.

Tal volumen de crudo podrá ser explotado en unos cinco o seis años porque está ubicado a unos 7.000 metros de profundidad, pero Petrobras tiene la tecnología para recuperarlo, aseguró Lula en su programa radial de cada lunes, “Café con el Presidente”.

“Fue una bendición de Dios a Brasil el tener una empresa que creyera en buscar petróleo a tanta profundidad como la Petrobras”, agregó el mandatario. “Brasil se congratula y Petrobras se congratula por haber encontrado ese campo petrolero”, dijo.

Pero tal hallazgo, que “significa que Brasil pasa a ser uno de los mayores productores de petróleo del mundo”, dijo Lula, no significa que el país abandone sus programas de producción de combustibles alternativos como el etanol, o alcohol combustible producido aquí a partir de la caña de azúcar.

“Nosotros vamos a continuar invirtiendo en los biocombustibles”, aseguró. “Continuo diciendo que es inexorable que el mundo tenga que adoptar una mezcla de biocombustible en el petróleo” o que a la gasolina, por ejemplo, se le agregue un porcentaje de biodiesel o diesel producido con productos como soja y ricino, entre otros.

Brasil, primer exportador mundial de etanol, promueve intensamente desde el año pasado el uso internacional de esos combustibles alternativos, afirmando que son menos contaminantes que los derivados del crudo, pero además son más baratos y generan empleos en el sector agrícola.

Como el país desea diversificar su matriz energética y poder alimentar su expansión económica necesita de fuentes alternativas al gas, cuyo consumo promedio es de entre 42 millones a 46 millones de metros cúbicos al día, al menos 26 millones de ellos importados de Bolivia.

“Brasil depende hoy del gas de Bolivia, Argentina depende del gas de Bolivia, Chile depende del gas de Bolivia y necesitamos hacer inversiones en Bolivia para que podamos producir más” y atender el mercado doméstico de esa nación andina y de los vecinos, dijo Lula.

Fuente: Diario La Palma

Seguí leyendo:

Temas relacionados: