Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Critican la brecha que existe entre el precio de la leche pagado al tambero y el abonado por el público

Hugo Luis Biolcati, vicepresidente de la SRA, consideró como "desafortunadas" las manifestaciones del ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien defendió no sólo la política de retenciones, sino también la efectividad del incremento aplicado a este gravamen en el sector lácteo, con el fin de evitar una suba de precios. Biolcati desestimó que las retenciones pudieran provocar un aumento en la oferta de la leche, tal como lo hubiera manifestado el ministro Lavagna y sostuvo, en cambio, que este impuesto "la desalienta totalmente".

19.08.2005
Infocampo
Infocampo

Biolcati, un importante productor lechero, manifestó en Infocampo TV su claro desacuerdo frente a las declaraciones de Lavagna, quien se mostró a favor de las retenciones y sostuvo que el aumento en este gravamen, para el sector lácteo, fue efectivo a fines de evitar subas en los precios.

De esta manera, consideró que “fueron bastante desafortunadas las manifestaciones”, y agregó que “no sé cómo lo asesoran al ministro”.

×

Así, destacó que “es una persona muy inteligente, que de economía entiende y mucho, pero no puedo creer que sostenga que las retenciones son una medida que aumenta la oferta de leche, cuando la desalienta totalmente”.

En este sentido, Biolcati sostuvo que “la oferta de leche crece con seguridad en el negocio, con una decisión de inversión permanente, no sólo de las grandes fábricas, sino también la pequeña inversión de todos los días que hacemos los productores, decidiendo si llevamos un poco más de maíz a las vacas o si nuestro potrero lo vamos a hacer maíz, soja, o una pastura”.

El vicepresidente de la SRA argumentó que “esas decisiones de todos los días son las que se están viendo desalentadas por las medidas, y que producen una caída de la oferta, con el consiguiente aumento, en el mediano plazo, de la tensión entre oferta y demanda, con una demanda creciente por las medidas macro económicas del mismo Ministerio de Economía”.

Precios, con subida previa a la toma de medidas

Mientras Lavagna expuso que, antes de las medidas, el litro de leche se le estaba pagando al tambero $0,60 y que luego, se le pagó $ 0,52, Biolcati argumentó que “eso es terrible, porque la misma Secretaría de Agricultura que depende de Lavagna, publica el precio promedio, índice, de la leche todos los meses” y explicó que “en ningún promedio la leche llegó a $ 0,60 centavos”.

El productor lechero fue mas allá y manifestó que “ese precio al cual dice que bajó, es el precio que estaba publicado antes de estas medidas por la misma Secretaría de Agricultura, por el mismo Ministerio de Economía”,.

Biolcati explicó que se trata de precios promedio que, en algún caso, pueden haber sido superados por circunstancias especiales, pero sostuvo que esto “es perfectamente normal, como también hay precios mucho menores”.

Así, declaró que “estamos hablando de precios promedio, estos valores son los que eran antes de esta medida”.

El vicepresidente de la SRA resaltó que “se anuncia como un éxito que no han subido los precios en las góndolas después de esta medida pero, ¿cómo van a subir si ya subieron antes de la medida?”.

De esta manera, aclaró que la iniciativa “se tomó justamente por una violación del acuerdo que habían hecho las industrias y por una suba del precio al público que se mantuvo”.

Así, el productor manifestó que el aumentó no fue anulado y señaló “no se cual es el mérito de que no haya vuelto a subir”.”

Con respecto a los consumidores, Biolcatti expresó que “el gobierno quiere hacer ver que los protege de los aumentos, pero bajas no he visto en este tema”.

Por otro lado, sostuvo que “el motivo de los aumentos es afortunado, quiere decir que hay más gente con mayor poder adquisitivo y capacidad de alimentarse dignamente, y eso produce tensiones en la demanda contra la oferta”.

Biolcati afirmó que “el mercado está plenamente abastecido”, para agregar que “en ningún momento se habló de faltantes, naturalmente la oferta aumenta y tiende a normalizarse”.

El productor sostuvo que “la solución es crear las condiciones para mantener este creciente aumento de la oferta”.

Así, expuso que “venimos de 7 mil M de litros de leche de producción hace 3 años, y hemos llegado ahora a 10 mil, en una línea creciente de abastecimiento pleno”.

De esta manera, planteó la importancia de generar las condiciones necesarias como para que este aumento productivo continúe y consideró que las medidas adoptadas por el gobierno “perjudican al consumidor en el mediano plazo, porque van a disminuir la oferta”.

Con respecto a los pedidos por parte de algunas asociaciones, que reclaman al gobierno una rebaja en el IVA a los productos de la canasta básica, en este caso, a la leche, Biolcati consideró que “eso hay que estudiarlo de forma integral”.

Así, declaró que “es conveniente atacar desde el punto de vista impositivo, pero se debe hacer de una forma orgánica”.

El productor agregó que “el IVA se ha ido distorsionando con medidas parciales y puntuales en distintos productos y ha pasado de ser un impuesto neutro a ser un factor de distorsión”.

Leche argentina, la más barata del mundo

Biolcati expuso que, si bien la Argentina siempre ha sido un país productor de leche muy económica, “la más barata del mundo, desde el punto de vista de producción, ha sido siempre la leche de Nueva Zelanda y Australia”.

El productor destacó que “hoy en día, nosotros estamos produciendo en forma más eficiente y más barata que estos países”.

Sin embargo, explicó que “el consumidor, con respecto al salario, no tiene la leche más barata del mundo”.

En este escenario, resaltó que “tenemos una enorme distorsión en la Argentina, en la incidencia que tiene el productor con respecto al precio final, en relación a otros países del mundo”.

Así, observó que “nosotros estamos produciendo a $0,52/$0,53 el litro de leche, que se vende a 3 veces ese valor al público. Esa distancia que hay, del precio del público al del productor, es bastante grande si lo comparamos a otros países del mundo”.

Finalmente, Biolcatti consideró que el disparador de la discusión en el sector fue la industria: “había pactado un precio que podía pagar, y luego dijo no lo pago más. Había medidas de solución para evitar la situación, pero eligieron aumentar los precios, y las consecuencias las estamos sufriendo los productores y las va a sufrir el consumidor”.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags