Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El dilema de buscar nuevos mercados

El ejemplo de Brasil y Uruguay de mantener sus políticas de exportación debería ser un espejo donde los que "mandan" se deberían mirar de vez en cuando.

25.11.2005
Infocampo
Infocampo

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) lanzó en septiembre una campaña de promoción de nuestras carnes en Chile, fundamentalmente en la ciudad de Santiago, y dentro de ella en los barrios de mayor poder adquisitivo buscando posicionar a nuestras carnes como un producto Premium. Es una campaña con un costo de unos u$s 500.000. Según fuentes de la ODEPA (Oficina de Políticas Agropecuarias de Chile) las carnes argentinas llegaron a tener el 70% del mercado chileno en el ’99, pasando por su desaparición en el 2002 (aftosa en nuestro país) y con un marcado repunte que llevaría, en este año, a recuperar los porcentajes de penetración. Ahora bien, tomando los datos de la ODEPA, nos llevó siete años superar el máximo histórico de exportación de carnes, y tres años volver a recuperar nuestra participación. El problema grave está en una típica contradicción argentina. Al esfuerzo de los productores y de la industria argentina por buscar nuevos mercados, el Gobierno contrapone el cambio en las reglas de juego borrando con dos resoluciones años de trabajo. El efecto de la baja de los reintegros y el aumento de las retenciones forman un cocktail explosivo que elimina la rentabilidad de exportar carnes a Chile. O sea, que los aportes de los productores y la industria pasarán a ser plata tirada a la basura. Sería interesante que alguien se preocupara de controlar el mismo índice en la canasta de insumos de los productores ganaderos. El ejemplo de Brasil y Uruguay de mantener sus políticas de exportación debería ser un espejo donde los que “mandan” se deberían mirar de vez en cuando.

Raúl Etchebehere

×

D.O.P de Infomedia Producciones S.A.

Tags

El dilema de buscar nuevos mercados

El ejemplo de Brasil y Uruguay de mantener sus políticas de exportación debería ser un espejo donde los que "mandan" se deberían mirar de vez en cuando.

25.11.2005
Infocampo
Infocampo

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) lanzó en septiembre una campaña de promoción de nuestras carnes en Chile, fundamentalmente en la ciudad de Santiago, y dentro de ella en los barrios de mayor poder adquisitivo buscando posicionar a nuestras carnes como un producto Premium. Es una campaña con un costo de unos u$s 500.000. Según fuentes de la ODEPA (Oficina de Políticas Agropecuarias de Chile) las carnes argentinas llegaron a tener el 70% del mercado chileno en el ’99, pasando por su desaparición en el 2002 (aftosa en nuestro país) y con un marcado repunte que llevaría, en este año, a recuperar los porcentajes de penetración. Ahora bien, tomando los datos de la ODEPA, nos llevó siete años superar el máximo histórico de exportación de carnes, y tres años volver a recuperar nuestra participación. El problema grave está en una típica contradicción argentina. Al esfuerzo de los productores y de la industria argentina por buscar nuevos mercados, el Gobierno contrapone el cambio en las reglas de juego borrando con dos resoluciones años de trabajo. El efecto de la baja de los reintegros y el aumento de las retenciones forman un cocktail explosivo que elimina la rentabilidad de exportar carnes a Chile. O sea, que los aportes de los productores y la industria pasarán a ser plata tirada a la basura. Sería interesante que alguien se preocupara de controlar el mismo índice en la canasta de insumos de los productores ganaderos. El ejemplo de Brasil y Uruguay de mantener sus políticas de exportación debería ser un espejo donde los que “mandan” se deberían mirar de vez en cuando.

Raúl Etchebehere

×

D.O.P de Infomedia Producciones S.A.

Tags