Publicidad Cerrar X

El informe del USDA no mostró grandes sorpresas

Si bien los recortes hechos por el organismo sobre las cosechas de granos gruesos de la Argentina resultaron menores a los previstos por el mercado, no se aportaron nuevos datos.

Granar difundió los datos del informe de oferta y demanda de granos correspondiente a marzo del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Según la corredora, “el mismo no tuvo grandes novedades, dado que mantuvo sin cambios las existencias finales estadounidenses de maíz y de soja. En el caso del trigo, el organismo aportó un nuevo dato bajista al elevar el stock final. Los recortes hechos por el USDA sobre las cosechas de granos gruesos de la Argentina resultaron menores a los previstos por el mercado”.

De esta forma, para el maíz, entre las cifras respectivas a la campaña estadounidense, el USDA mantuvo la cosecha en 273,83 millones de toneladas, sin cambios, y elevó el volumen de las importaciones, de 2,54 a 3,18 millones. En cuanto a la demanda, elevó de 113,04 a 115,58 millones el consumo forrajero y de 262,57 a 265,11 millones el uso total. Como se preveía, el organismo recortó las exportaciones, de 22,86 a 20,96 millones de toneladas. Todos estos ajustes –hasta la última tonelada– dejaron como resultado unas existencias finales de 16,06 millones de toneladas, sin cambios respecto del informe de febrero y por encima de los 16,41 millones previstos por el mercado.

Para la evolución de los precios, el informe resulta neutral, dado que si bien el USDA no recortó las existencias finales como se esperaba, éstas continúan estando entre las más bajas históricas.

Fuera de las cifras estadounidenses, el USDA estimó en 72,50 millones de toneladas la cosecha de maíz de Brasil, sin cambios respecto del mes anterior, pero muy por debajo de los 76,07 millones de toneladas previstos ayer por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil. Más allá de la discordancia con la Conab, el dato dado por organismo estadounidense quedó cerca de los 72,34 millones previstos por los privados en la previa del informe oficial.

Para la Argentina, el USDA estimó la cosecha de maíz en 26,50 millones de toneladas, por debajo de los 27 millones calculados en febrero, pero por encima de los 25,50 millones de toneladas estimados por la Bolsa de Comercio de Rosario y de los 25 millones calculados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. La cifra dada por el USDA también quedó por encima de los 25,45 millones calculados por los privados en la previa del informe.

Tanto las exportaciones de maíz de Brasil, como las de la Argentina fueron sostenidas por el USDA en 19 millones de toneladas.

Sin cambios relevantes para el resto de las naciones, en el nivel mundial el USDA estimó la cosecha de maíz en 854,07 millones de toneladas, levemente por debajo de los 854,38 millones de febrero. Las existencias finales retrocedieron  de 118,04 a 117,48 millones de toneladas.

En cuanto a la soja, las cifras respectivas a la campaña 2012/2013 en los Estados Unidos fueron sostenidas sin cambios por el USDA, a saber: producción, 82,06 millones de toneladas; molienda, 43,95 millones; uso total, 47,21 millones; exportaciones, 36,61 millones, y existencias finales, 3,40 millones de toneladas, por encima de los 3,32 millones calculados en promedio por los operadores privados.

Al igual que en el maíz, el reporte resulta neutral para los precios, en función de que si bien no redujo las existencias, éstas continúan estando en un nivel muy bajo. El condimento bajista del reporte está en las cifras de Sudamérica, dado que, como se verá a continuación, el recorte hecho sobre la cosecha argentina es menor al previsto por las Bolsas referentes de la Argentina, en tanto que la producción de Brasil fue calculada sin cambios.

En efecto, el USDA estimó la cosecha de soja de Brasil en 83,50 millones de toneladas, sin cambios frente a su informe anterior, pero por encima de los 82,06 millones previstos ayer por la Conab, que recortó su cálculo desde los 83,42 millones de febrero. En la previa, los operadores privados habían calculado la cosecha brasileña en 83,15 millones de toneladas.

Para la Argentina, el USDA estimó la cosecha de soja en 51,50 millones de toneladas, por debajo de los 53 millones de febrero, pero bastante por encima de los 48 millones de toneladas estimados por la Bolsa de Comercio de Rosario y los 48,50 millones previstos por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En la previa del informe mensual, los operadores privados estimaron la producción argentina en 50,87 millones de toneladas.

En el nivel global, la cosecha de soja fue estimada por el USDA en 269,50 millones de toneladas, por debajo de los 268 millones de febrero. Las existencias finales subieron muy levemente, de 60,12 a 60,21 millones de toneladas.

Paralelamente, para el trigo, en su análisis de la campaña estadounidense, el USDA mantuvo la cosecha en 61,76 millones de toneladas; el uso forrajero en 10,21 millones, y el uso total en 38,11 millones. Sin embargo, recortó las exportaciones de 28,58 a 27,90 millones de toneladas, lo que impactó sobre las existencias finales, que crecieron de 18,82 a 19,50 millones de toneladas, con lo que quedaron por encima de los 19,11 millones esperados por el mercado.

En resultado del informe es bajista para los precios del trigo, sin embargo, éstos ya vienen tan golpeados (están en el nivel más bajo en ocho meses) que habrá que ver hasta dónde pueden impactar estas mayores existencias previstas por el USDA y si, a partir de algunas nuevas bajas, no se generan compras de ocasión que recompongan al menos parcialmente el valor del cereal. Hay que destacar, además, que el clima en las zonas productoras de las variedades de invierno –que en las últimas semanas se ha tornado favorable para los cultivos y los suelos– continuará siendo el principal factor de presión para las cotizaciones.

Del resto del informe, Granar destacó los siguientes datos:

– Fueron sostenidas sin cambios las cosechas de Australia (22 millones de toneladas); de la Argentina (11 mill./t), y de Canadá (27,20 mill./t).

– Fue elevada de 131,73 a 132,25 millones de toneladas la cosecha de la Unión Europea, cuyo saldo exportable pasó de 18,50 a 19,50 millones.

– La producción en la India fue elevada de 93,90 a 94,88 millones de toneladas, pero sus exportaciones fueron sostenidas en 6,50 millones.

-Con la atención del mercado más puesta en lo que vendrá, la cosecha 2012/2013 de los países de la ex Unión Soviética pasó de 77,19 a 77,21 millones de toneladas, mientras que sus exportaciones pasaron de 23,85 a 24,15 millones.

En el nivel mundial, el USDA estimó la cosecha de trigo en 655,48 millones de toneladas, por encima de los 653,61 millones de febrero. Las existencias finales crecieron de 176,73 a 178,23 millones.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: