| InfocampoTV

Ensayo: obtienen mejores rendimientos de alfalfa con fertilización de nanopartículas

La Estación Experimental Agropecuaria del INTA Manfredi, junto a la empresa Kioshi Stone, realizaron un ensayo para evaluar el impacto de la fertilización con tecnología de nanopartículas en MS de alfalfa.

08.03.2019 | Por Facundo Mesquida
Facundo
Mesquida

Periodista

Bajo el supuesto que “las nuevas alternativas tecnológicas para formular fertilizantes tradicionales, como la nanotecnología, abren nuevas oportunidades de investigación para aumentar la eficiencia de la aplicación de fertilizantes en alfalfa y otros cultivos”, la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Manfredi, junto a la empresa Kioshi Stone decidieron realizar un ensayo con el objetivo de evaluar el impacto de la fertilización con calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S), formulado a través de la tecnología de nanopartículas, en los rendimientos de materia seca (MS) de alfalfa.

“Las parcelas control exhibieron el valor absoluto más bajo en comparación con todas las parcelas fertilizadas. El uso de MIST®-S / Ca + S (3 l ha-1) y MIST®-Ca (1.5 l ha-1) produjo las respuestas de mayor rendimiento en valores absolutos”, sostiene el resultado del informe.

El ensayo “evidencia una respuesta beneficiosa de algunos de los tratamientos de fertilización en comparación con el control. Para los suelos con deficiencias de nutrientes, las formulaciones de fertilizantes de nanotecnología pueden ser importantes para aumentar los rendimientos de forraje, particularmente en función de sus costos más bajos y la facilidad de aplicación. Estas tecnologías serían de gran importancia tanto en sistemas donde hay deficiencias de nutrientes y problemáticas de suelo asociadas, así como aquellos suelos que no presentan limitaciones. Dado que el empleo de estas herramientas permite tener una mayor disponibilidad de Ca y Mg, mejorar el pH, la saturación de bases y en definitiva tener una mayor disponibilidad de nutrientes”.

Según el INTA, “es importante aclarar que en el presente informe solo se presentan los datos de algunos de los productos de la línea MIST® y en evaluaciones sobre la primera temporada productiva en las condiciones mencionadas. La empresa cuenta con otros productos como aquellos para implantación de nuevas pasturas:

a) MIST®-Vs: vivificante tratamiento de semillas, que conjuntamente con el inoculante la empresa lo recomienda para obtener las condiciones óptimas en el entorno de la semilla (pH y micronutrientes) asegurando el correcto desarrollo del cultivo;

b) MIST®-N: fertilizante nitrogenado; según la empresa, el aporte de nitrógeno (N) al momento de la siembra puede ser realizado sin fitotoxicidad contando con un carrier (mineral nanoparticulado) que aloja a la urea por adsorción en los poros superficiales liberando así al nutriente de forma paulatina; y

c) MIST®-P: fertilizante arrancador, cuenta con la misma tecnología mencionada anteriormente por la empresa en donde un carrier es “dopado” con fósforo (P) para su liberación progresiva. En todos estos casos, la empresa menciona que las dosis empleadas son muy bajas comparativamente con los sistemas tradicionales de fertilización de base.

Resultado en números

Enlace corto a la nota
08.05.2018 | Por Marina Friedlander

Weretilneck afirmó que la suba del dólar “es positiva para los exportadores de peras y manzanas”

El gobernador de Río Negro dijo que el aumento le sirve a la producción para exportar, pero admitió que también genera inflación en naftas y alimentos.

18.04.2018 | Por Solana Sommantico

Ecosistemas pastoriles: la importancia de alternar defoliaciones con descansos para lograr un forraje más eficiente

Un correcto manejo del pastoreo asegura un aumento de los grupos funcionales y de las especies forrajeras clave. Sin embargo, se debe conocer las variables e interacciones del ecosistema.

11.09.2018 | Por Facundo Mesquida

Blockchain: la próxima meta para tener información desde la semilla hasta la góndola

Una base de datos distribuida que registra bloques de información y los entrelaza para facilitar su recuperación, sumado al Big Data, podrían ser el futuro de la producción agropecuaria del futuro.