Publicidad Cerrar X

Escrache y asambleas reavivan el conflicto

La semana estuvo cargada por episodios de nuevos enfrentamientos entre el gobierno y el sector agropecuario. ¿Cómo continuará la batalla?

La semana estuvo cargada por episodios de nuevos enfrentamientos entre el gobierno y el sector agropecuario. ¿Cómo continuará la batalla?
infocampo
Por Infocampo

El malestar del sector agropecuario con el Gobierno continúa creciendo a un ritmo acelerado. La última semana llegó cargada con el primer hecho: un grupo de productores escrachó al diputado del oficialismo, Agustín Rossi, tirándole barro, tomates y huevos.

Enseguida salieron desde distintos sectores a rechazar la acción de los chacareros e incluso la Federación Agraria lanzó un comunicado condenando el hecho, pero con la diferenciación que no conformó a Rossi, quien declaró que traía tintes de la “dictadura” justificándolo con el “algo habrán hecho”.

Mientras el diputado levantaba su perfil mediático contando el escrache que le tocó vivir, la dirigencia rural se reunía en distintas asambleas alrededor del país para planear un plan de acción.

“La paciencia se agota”, se cansó de declarar, durante esta semana, el líder de la FAA y pedía, al mismo tiempo, que el Gobierno “que eleve un mensaje” a los productores rurales en el que se exprese claramente que están trabajando para solucionar los problemas que hoy están afrontando debido a la intensa sequía que afecta a la producción y la lógica pérdida de rentabilidad para esta campaña.

Por su parte, los 114 delegados de CRA y Carbap se pronunciaron por la realización de un paro comercial el 19 y 20 de febrero, con reiteración si no consiguen una respuesta del Gobierno, durante dos días más en marzo.

Al mismo tiempo, las asambleas de autoconvocados continúan ejerciendo presión para la realización de un cese de actividades en el cortísimo plazo. Muchas opciones se barajan hoy. Por lo pronto, tanto el líder de la FAA de Entre Rios, Alfredo de Angelli, como el presidente de la SRA, Hugo Luis Biolcati, expresaron claramente que el paro está cada vez más cerca, siempre dependiendo de las reuniones que se realizarán la próxima semana.

Otro fusible que recalienta el ambiente es la acción del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien ha entregado subsidios a ganaderos y tamberos, pero que es acusado por un grupo de productores y la dirigencia rural de distribuirlos de manera arbitraria.

Sin lugar a dudas, la próxima semana será decisiva para conocer cómo continuará el conflicto, pero desde el vamos cada una de las partes hoy está estudiando cada uno de sus pasos.

(Artículo publicado en la edición de hoy Infocampo Semanario)

Seguí leyendo:

Temas relacionados: