Publicidad Cerrar X

Exportación de harina llegaría a 1,5 M/t

El producto industrializado argentino está desplazando en esos mercados al trigo de origen estadounidense y canadiense. Con el mercado interno maduro, el crecimiento de la molinería viene por el lado de la exportación.

El producto industrializado argentino está desplazando en esos mercados al trigo de origen estadounidense y canadiense. Con el mercado interno maduro, el crecimiento de la molinería viene por el lado de la exportación.
infocampo

“Nuestra agroindustria está dentro de este modelo económico”, opina Alberto España, titular de la Federación Argentina de la Industria Molinera.

El pasado 12 de febrero, España, junto a representantes de la avicultura, los frigoríficos y SanCor, participó de la misión oficial que el ministro Julio De Vido realizó a Venezuela.

Allí, y en el marco de un acuerdo entre los países, se concretó la exportación de 60.000 toneladas de harina argentina al país caribeño, en partidas de 10.000 toneladas mensuales.

El negocio es piloteado desde la Faim, pero participa una cantidad numerosa de molinos. “Lo que importa es que la calidad del producto que se exporta sea uniforme y allí está puesto el foco”, dijo España consultado por Infocampo.

Hasta ahora, Venezuela no figuraba entre los clientes externos de la molinería argentina. Por el contrario, se proveía de trigo de Canadá y los Estados Unidos, que luego procesaba. Es decir que el producto industrializado con trabajo y valor agregado argentino desplaza a la materia prima del Hemisferio Norte.

Este martes 19 y miércoles 20 una delegación venezolana estuvo en la Argentina, y entre otras cosas tomó contacto con la industria molinera y panadera local.

Cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viaje el próximo 5 de marzo a Venezuela, empresarios molineros argentinos formarán parte de la comitiva.

“Por ahora son 60.000 toneladas, pero eventualmente podríamos estar hablando de un mercado de 100.000 toneladas”, sostiene España.

En tanto, la molinería nativa avanza en la provisión de harina a Cuba, también actuando en forma consorciada.

El año pasado se exportaron unas 20.000 toneladas, pero se calcula que podrían llegar a colocarse unas 80.000 este año, en el mercado de la isla.

Un negocio similar se está cerrando con Ecuador, otro país con tradición de abastecerse de trigos de los Estados Unidos y Canadá.

“Calculamos que la exportación de harina podría llegar este año al millón y medio de toneladas”, opinó el titular de la Faim.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: