Publicidad Cerrar X

Fábrega admitió que las reservas no subirán pese a la liquidación de dólares del agro

Ante empresarios, el presidente del Banco Central contradijo el discurso del Gobierno que atribuía el salto en el tipo de cambio a presiones especulativas.

No fue la presunta presión de los grupos económicos, la supuesta corrida iniciada por Shell o algún tipo de maniobra empujada por los mercados. La devaluación de comienzos de año fue pura y exclusiva decisión del gobierno nacional, según confirmó el propio presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega.

“Se definió con la flotación administrada una modificación del tipo de cambio de 21 por ciento. Fue riesgoso. Yo me preguntaba cuántos quedarán en pie. Pero en enero había una demanda para mejorar el tipo de cambio”, reconoció el funcionario, según publicó Infobae.

Sus declaraciones se produjeron en su debut en público ante el grupo de empresarios que se dieron cita en el evento convocado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP) en el Hotel Alvear. En la charla que dio el titular del Central, dejó algunas definiciones sobre lo que viene en materia de reservas y tasas de interés y reveló los pormenores de la decisión de devaluar.

“En enero las reservas cayeron u$s2.850 millones, no recuerdo tanto tiempo sin dormir”, reconoció Fábrega ante la risa de los 330 hombres de negocios presentes. “Como consecuencia de la devaluación es que pudimos equilibrar las reservas y el tipo de cambio”, señaló.

Si bien dijo que aún faltan por liquidar u$s20.000 millones del agro, estimó que las reservas terminarán el año en torno a los u$s28.000 millones. O sea, los mismos niveles que en la actualidad. Esto denota que, a pesar de los esfuerzos del BCRA para comprar dólares (este miércoles adquirió u$s180 millones en el mercado de cambios), las reservas crecen poco debido a los pagos de importación de energía.

También, como dato no menor, Fábrega deslizó el futuro de las tasas de interés. Tal como anticipó Infobae hace diez días, el BCRA está monitoreando el rumbo de la inflación para decidir qué hacer con las tasas de interés. Afirmó hoy que “si los precios se ubican por debajo del 2 por ciento, vamos a bajar las tasas de interés”.

“La evolución de los precios marcan el carril para que nosotros hagamos el camino de la tasa de interés”, dijo Fábrega durante el almuerzo organizado por CICYP. El presidente del BCRA señaló que “hay una baja en las mediciones de precios y vamos a ir acompañándola”.

Fábrega expresó que la suba de tasas que aplicó el Gobierno fue “para favorecer el ahorro nacional” y que “esto permitió una absorción de casi $60.000 millones, con un crecimiento de 16,6% en los depósitos a plazo fijo”.

Consultado sobre si la suba de tasas podía afectar el nivel de actividad, el funcionario indicó que “la actividad va a tender a recuperarse”, favorecida por el aumento del consumo, que se va a dar por las mejoras salariales producto de las paritarias, y por otras herramientas impulsadas por el BCRA como los créditos a las Pyme”.

En ese sentido, señaló que “se colocaron $7.500 millones para las Pyme a una tasa de 17,5%” y recordó que “en 2012 las Pyme recibían 28% del financiamiento y hoy reciben 39%”.

Además, y para salir al cruce de las versiones sobre su alejamiento del cargo por diferencias con el ministro de Economía, Axel Kicillof, Fábrega remarcó que la política que lleva adelante la entidad que encabeza “es una tarea coordinada con el Ministerio de Economía y la Presidencia”.

En cuanto a la necesidad de inversiones para la economía, Fábrega indicó que “la Argentina necesita ir resolviendo aspectos externos que permitan que lleguen inversiones con financiamiento privado”.

Por otro lado, y en lo que respecta a las reservas, recordó que “en enero cayeron en alrededor de 2.800 millones de dólares”, pero que “desde abril logramos equilibrarlas” y desde comienzos del mes pasado a la fecha “logramos incrementarlas en más de 1.500 millones de dólares”.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: