Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Firme demanda externa para el trigo argentino

La menor producción del cultivo prevista en Brasil para el ciclo entrante 2006 indica buenas probabilidades para las compras externas del cereal argentino, que se mantendrían firmes en el mediano plazo.

23.06.2005
Infocampo
Infocampo

Según el informe de junio para trigo, los analistas de la corredora de cereales Grimaldi Grassi indicaron que en el plano local, tanto la SAGPyA como la Bolsa de Cereales estiman que el área destinada a trigo en la campaña 2005/06 será menor debido a diversos factores, entre ellos, las condiciones climáticas desfavorables en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y centro sur de Córdoba.

Las primera estimación de producción de trigo argentino para la temporada 2005/06 la realizó el USDA, que la proyecta en 15 M/t, un millón de toneladas menos que en el ciclo agrícola anterior, indicó el análisis.

×

En el plano internacional, los mercados siguen atentos a los pronósticos meteorológicos de los principales países productores, debido a que en algunos casos éstos se encuentran cosechando y en otros sembrando.

ventas. Con respecto a la comercialización, la SAGPyA informó que los compromisos de exportación de trigo argentino 2004/05 al 10 de junio totalizaban 8,88 M/t, por encima de las 5,19 M/t del ciclo agrícola anterior a esta misma fecha.

Es importante destacar que las ventas argentinas tienen como principal destino, además de Brasil, que es nuestro mayor demandante, países del norte de África y del sudeste asiático, informó la corredora.

Esta menor producción estimada para Brasil, de mantenerse la demanda relativamente estable, representará un incremento de sus necesidades de importación, que sería con trigo argentino.

Para la temporada 2005/06, tanto la SAGPyA como la Bolsa de Cereales estiman un recorte en la intención de siembra de trigo de aproximadamente 4% comparado con el ciclo agrícola anterior.

La SAGPyA, en su informe mensual del mes de junio, proyectó el área sembrada en 5,9 M/has, mientras que la Bolsa de Cereales la estima en 5,85 M/ha.

Las razones que esgrimen los analistas respecto de la menor área sembrada se relacionan con la falta de precipitaciones en la zona núcleo triguera, el aumento de los costos de implantación y el deterioro sufrido en los precios del cereal.

mercados. En la plaza internacional, los cultivos se encuentran en su mayoría en una etapa de desarrollo en la que las variables climáticas juegan un papel importante para la determinación de los rindes y del nivel de producción.

Por el lado de la demanda, el panorama no es demasiado alentador.

Egipto continúa con su política de incremento en el área sembrada, de forma tal de reducir importaciones.

China también se adhirió a la política de incentivar a través de subsidios a la producción doméstica de trigo. De hecho, según fuente oficiales, el área sembrada subió 18,5% y la producción de trigo de invierno se prevé en 89 M/t, un 5% más que el año anterior.

Según el informe de junio para trigo, los analistas de la corredora de cereales Grimaldi Grassi indicaron que en el plano local, tanto la SAGPyA como la Bolsa de Cereales estiman que el área destinada a trigo en la campaña 2005/06 será menor debido a diversos factores, entre ellos, las condiciones climáticas desfavorables en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y centro sur de Córdoba.

Las primera estimación de producción de trigo argentino para la temporada 2005/06 la realizó el USDA, que la proyecta en 15 M/t, un millón de toneladas menos que en el ciclo agrícola anterior, indicó el análisis.

En el plano internacional, los mercados siguen atentos a los pronósticos meteorológicos de los principales países productores, debido a que en algunos casos éstos se encuentran cosechando y en otros sembrando.

ventas. Con respecto a la comercialización, la SAGPyA informó que los compromisos de exportación de trigo argentino 2004/05 al 10 de junio totalizaban 8,88 M/t, por encima de las 5,19 M/t del ciclo agrícola anterior a esta misma fecha.

Es importante destacar que las ventas argentinas tienen como principal destino, además de Brasil, que es nuestro mayor demandante, países del norte de África y del sudeste asiático, informó la corredora.

Esta menor producción estimada para Brasil, de mantenerse la demanda relativamente estable, representará un incremento de sus necesidades de importación, que sería con trigo argentino.

Para la temporada 2005/06, tanto la SAGPyA como la Bolsa de Cereales estiman un recorte en la intención de siembra de trigo de aproximadamente 4% comparado con el ciclo agrícola anterior.

La SAGPyA, en su informe mensual del mes de junio, proyectó el área sembrada en 5,9 M/has, mientras que la Bolsa de Cereales la estima en 5,85 M/ha.

Las razones que esgrimen los analistas respecto de la menor área sembrada se relacionan con la falta de precipitaciones en la zona núcleo triguera, el aumento de los costos de implantación y el deterioro sufrido en los precios del cereal.

mercados. En la plaza internacional, los cultivos se encuentran en su mayoría en una etapa de desarrollo en la que las variables climáticas juegan un papel importante para la determinación de los rindes y del nivel de producción.

Por el lado de la demanda, el panorama no es demasiado alentador.

Egipto continúa con su política de incremento en el área sembrada, de forma tal de reducir importaciones.

China también se adhirió a la política de incentivar a través de subsidios a la producción doméstica de trigo. De hecho, según fuente oficiales, el área sembrada subió 18,5% y la producción de trigo de invierno se prevé en 89 M/t, un 5% más que el año anterior.

Según el informe de junio para trigo, los analistas de la corredora de cereales Grimaldi Grassi indicaron que en el plano local, tanto la SAGPyA como la Bolsa de Cereales estiman que el área destinada a trigo en la campaña 2005/06 será menor debido a diversos factores, entre ellos, las condiciones climáticas desfavorables en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y centro sur de Córdoba.

Las primera estimación de producción de trigo argentino para la temporada 2005/06 la realizó el USDA, que la proyecta en 15 M/t, un millón de toneladas menos que en el ciclo agrícola anterior, indicó el análisis.

En el plano internacional, los mercados siguen atentos a los pronósticos meteorológicos de los principales países productores, debido a que en algunos casos éstos se encuentran cosechando y en otros sembrando.

ventas. Con respecto a la comercialización, la SAGPyA informó que los compromisos de exportación de trigo argentino 2004/05 al 10 de junio totalizaban 8,88 M/t, por encima de las 5,19 M/t del ciclo agrícola anterior a esta misma fecha.

Es importante destacar que las ventas argentinas tienen como principal destino, además de Brasil, que es nuestro mayor demandante, países del norte de África y del sudeste asiático, informó la corredora.

Esta menor producción estimada para Brasil, de mantenerse la demanda relativamente estable, representará un incremento de sus necesidades de importación, que sería con trigo argentino.

Para la temporada 2005/06, tanto la SAGPyA como la Bolsa de Cereales estiman un recorte en la intención de siembra de trigo de aproximadamente 4% comparado con el ciclo agrícola anterior.

La SAGPyA, en su informe mensual del mes de junio, proyectó el área sembrada en 5,9 M/has, mientras que la Bolsa de Cereales la estima en 5,85 M/ha.

Las razones que esgrimen los analistas respecto de la menor área sembrada se relacionan con la falta de precipitaciones en la zona núcleo triguera, el aumento de los costos de implantación y el deterioro sufrido en los precios del cereal.

mercados. En la plaza internacional, los cultivos se encuentran en su mayoría en una etapa de desarrollo en la que las variables climáticas juegan un papel importante para la determinación de los rindes y del nivel de producción.

Por el lado de la demanda, el panorama no es demasiado alentador.

Egipto continúa con su política de incremento en el área sembrada, de forma tal de reducir importaciones.

China también se adhirió a la política de incentivar a través de subsidios a la producción doméstica de trigo. De hecho, según fuente oficiales, el área sembrada subió 18,5% y la producción de trigo de invierno se prevé en 89 M/t, un 5% más que el año anterior.

Tags