Publicidad Cerrar X

José Catalano es el nuevo vicepresidente del INTA

Especializado en desarrollo rural y agricultura familiar y con 35 años de trayectoria, el flamante funcionario fue designado en el cargo por el decreto 785, publicado hoy en el Boletín Oficial.

Con más de 35 años de trayectoria en el INTA, José Alberto Catalano es el nuevo vicepresidente del organismo. Su designación fue aprobada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mediante el decreto 785, publicado hoy en el Boletín Oficial. De esta manera, ocupará el cargo que quedó vacante luego de la asunción de Francisco Anglesio al frente del instituto.

Nacido en Buenos Aires en 1949, casado, con cuatro hijos y dos nietos, la carrera de Catalano está fuertemente vinculada al INTA, donde ingresó como becario en 1977. En particular, su carrera profesional está vinculada al desarrollo rural y a la producción familiar. En el plano académico, es ingeniero agrónomo egresado de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata, con una maestría en Desarrollo Rural obtenida en el Institut Agronomique de Montpellier (IAM) –Francia–, con la mención “Cum Laude”.

Ingresó al instituto en la Agencia de Extensión Rural de Mercedes –Corrientes–, donde trabajó como extensionista vinculado a la producción ganadera, arrocera y a las actividades de los pequeños productores. Desde 1985 fue jefe de Extensión del Servicio de Asistencia al pequeño Productor (SAPP) de la provincia de Corrientes. Además, participó activamente en la formulación y creación de la Unidad de Minifundio en 1987, donde fue representante de la región Noreste argentino (NEA) hasta 1990.

Entre 1989 y 1991, coordinó el Programa Cooperativo para el Desarrollo Tecnológico Agroalimentario y Agroindustrial del Cono Sur (Procisur) regional en el Sub Programa Transferencia de Tecnología, con énfasis la problemática de la pequeña producción.

Por concurso de antecedentes y oposición, asumió la Coordinación Nacional de la Unidad de Minifundio en 1990 y revalidó el cargo en 1994 hasta el 2000. Durante esa etapa realizó actividades y acciones a escala nacional e internacional en favor del empoderamiento de los pequeños productores a nivel organizativo, tecnológico y comercial, como así también en la formación de recursos humanos en las organizaciones campesinas y a nivel institucional.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: