Publicidad Cerrar X

La industria del cuero en crisis

La industria manufacturera del cuero dijo que en 2006 hubo cierres de plantas. "Se perdieron 5.000 empleos y las exportaciones con valor agregado cayeron un 41,5% respecto a 2001 -110 millones de dólares menos-.

La industria manufacturera del cuero dijo que en 2006 hubo cierres de plantas. "Se perdieron 5.000 empleos y las exportaciones con valor agregado cayeron un 41,5% respecto a 2001 -110 millones de dólares menos-.
infocampo

Además se habría reducido la oferta a causa de la baja del stock ganadero. “Se produjo una involución en su industrialización debido a políticas públicas de desincentivo a la agregación de valor y la suba del 55% del precio del cuero salado âprincipal insumo- en relación al 2005.”

En contraposición con el discurso oficial que sostiene que todos los sectores de la economía han crecido con el actual modelo económico, los productores de manufacturas de cuero atraviesan una grave crisis que desembocó en el cierre de plantas, en la pérdida de 5.000 puestos de trabajo, y una caída de sus exportaciones del 41,5% respecto al año final de la convertibilidad.

âLa raíz del problema está en que entre el 80 y el 85% de los cueros son exportados y la mayor proporción se vende en estado semiterminado para ser acabado y manufacturado en otros paísesâ, explicó el titular de la Cámara Industrial de Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA), Raúl Zylbersztein.

En efecto, desde 2002 los cueros semiterminados aumentaron su participación en el total de exportaciones de la cadena de valor y las manufacturas en su totalidad, que en 2001 alcanzaron a u$s 265 millones, este año totalizarán apenas, u$s 155, un 41,5% menos.

Otra de las causas es la baja faena de ganado vacuno, que en 2006 fue un 12% inferior a la de 2005 -alrededor de 2 millones de cueros menos-. En tanto, las proyecciones para 2007 también son declinantes.

Aumento del cuero salado

Durante 2006 el precio promedio del cuero salado subió 55% con respecto a 2005, y casi un 40% por encima del promedio histórico, en décadas. âLos precios y la cantidad de cueros faenados denotan una crisis estructural para la cadena de valor con serias consecuencias para los industriales y trabajadoresâ indicó Zilbersztein y agregó que âlas pérdidas no se reparten por igual entre los diferentes actores de la cadenaâ.

Casos ilustrativos

A principios de diciembre del año pasado, la firma Antonio Espóstio S.A cerró su planta de tapicería y terminó de despedir al personal que le quedaba: 150 personas. Esto se suma al cierre de la americana Seaton (1500 puestos de trabajo) y a las drásticas reducciones de Becas y Arlei. Otro caso es el de Magalcuer, ejemplo de industrialización en inversión productiva y creación de puestos de trabajo. Su nueva planta en el parque industrial de Pilar la inauguró â hace dos años – el Presidente Néstor Kirchner y, pese a tener el 5% del mercado de cinturones de los Estados Unidos, se vio forzada a presentar su concurso preventivo, porque la baja de rentabilidad le impide su normal desenvolvimiento.

De hecho, las que más sufren esta crisis son las pequeñas curtiembres que proveen a la industria local con calidad artesanal. Pero el caso de CIDEC con 500 personas suspendidas y también las dificultades de la quiebra de la curtiembre YOMA, que ni siquiera puede pagar el 30% de la nómina, son los indicadores incontrastables del problema, más allá de las particularidades de cada caso.

El Indec advirtió del problema

El INDEC dio cuenta de esta situación particular cuando informó a mitad del año pasado que la cadena del cuero es el único sector industrial que, durante 2005 y el primer semestre de 2006, redujo los obreros ocupados y las horas trabajadas.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: