Publicidad Cerrar X

La industria láctea intentará trasladar sobrecostos a tamberos

Los empresarios del sector lácteo por el momento están absorbiendo los sobrecostos energéticos. Pero si la situación perdura intentarán comenzar a trasladarlo a los tamberos. En algunos casos se presentan inconvenientes para abastecerse de fuel oil (necesario para alimentar a los generadores propios).

Los empresarios del sector lácteo por el momento están absorbiendo los sobrecostos energéticos. Pero si la situación perdura intentarán comenzar a trasladarlo a los tamberos. En algunos casos se presentan inconvenientes para abastecerse de fuel oil (necesario para alimentar a los generadores propios).
infocampo

Las principales industrias lácteas del país no descartan que los sobrecostos en materia de energía que deben afrontar se trasladen a los tamberos si las restricciones energéticas perduran por varias semanas más. Así lo afirmaron directivos de importantes empresas lácteas consultadas por Infocampo.

En las últimas tres semanas las empresas del sector se ven obligadas a generar su propia energía en el horario de 16.00 a 24.00 horas debido a las restricciones implementadas por el gobierno nacional. Esto representa sobrecostos energéticos de hasta un 60%.

“Estamos muy preocupados porque vemos que esta crisis nos está generando gastos que por ahora los podemos afrontar; pero si esto sigue así no sé que pasará”, dijo un directivo de una empresa láctea santafesina.

En el pasado mes de junio, los valores pagados por la leche en las principales cuencas lecheras se ubicaron en un rango general de 0,75 a 0,80 $/litro, dependiendo del volumen de entrega (en algunos casos los precios superaron los 0,80 $/litro).

En la provincia de Entre Ríos representantes de las principales empresas lácteas mantuvieron una reunión ayer con el gobernador de la provincia, Jorge Busti, para buscar una solución local al problema. Acordaron llevar a cabo una campaña de concientización a particulares para el uso racional de la energía.

Desde La Sibila, empresa entrerriana elaboradora de leche en polvo, manifestaron que se está evaluando la compra de uno o dos generadores, ya que les es muy difícil cumplir con el uso energético permitido. “Estamos produciendo bastante menos y esto genera mucho malestar”, aseguró una fuente de la empresa.

La fuente de La Sibila comentó además que los principales inconvenientes se presentan en la planta que posee la empresa en Nogoyá, porque esta se inauguró en 2005 y las restricciones se aplican a partir del consumo histórico de energía. Por ende, al carecer de un historial de consumo, reciben los mayores castigos en cuanto al uso permitido de electricidad.

Una fuente de otra empresa láctea, que prefirió no ser nombrada, dijo que se ven obligados a privilegiar la producción que requiere menos consumo de energía, como la leche fluida, y dejar de lado la elaboración de leche en polvo u otros productos con mayor valor agregado.

Otro problema que deben afrontar las empresas, según comentó, son los inconvenientes con el suministro de fuel oil para el funcionamiento de los generadores. “Una vez que decidimos absorber el altísimo gasto que nos requiere el fuel oil, nos encontramos con la sorpresa de que no hay disponibilidad”, indicó la fuente.

Por su parte, Sergio Montiel, vocero de SanCor, dijo que “por ahora la situación está bajo control porque la empresa (por SanCor) cuenta con distintos generadores en todas las plantas; pero hay incógnitas por saber lo que sucederá en un tiempo”.

Javier Lanari

Seguí leyendo:

Temas relacionados: