Publicidad Cerrar X

La Niña podría complicar al maíz

José Luis Aiello, director de la Consultora en Climatología Aplicada, advirtió que este evento climático ya está instalado y podría traer déficits de humedad en la próxima campaña agrícola. La fase más seca coincidiría con la floración del cereal en las principales regiones maiceras argentinas.

José Luis Aiello, director de la Consultora en Climatología Aplicada, advirtió que este evento climático ya está instalado y podría traer déficits de humedad en la próxima campaña agrícola. La fase más seca coincidiría con la floración del cereal en las principales regiones maiceras argentinas.
infocampo

Mientras que la atención está puesta en cómo podrían afectar los fríos extremos de las últimas semanas al trigo implantado, hay otro evento climático que se estima ocurrirá en la próxima campaña y que puede traer consecuencias más complicadas para el maíz.

“Las heladas son un fenómeno circunstancial y por el estado de los cultivos de invierno no me parece un hecho central -explica José Luis Aiello, director de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA)-. Lo que sí veo, incluso lo he escrito y desarrollado, es que hay una Niña que está decididamente instalada, que puede pasar sobre todo en la temporada estival y que podría traer complicaciones para el maíz.”

El fenómeno de la Niña consiste en un enfriamiento de las aguas del Pacífico, que puede provocar, entre otros hechos, una disminución del régimen de lluvias en nuestro país.

“Las probabilidades de que eso suceda históricamente son altas. Cada vez que hubo una Niña en la Argentina eso sucedió en el 75% de los casos y es posible que tenga lugar entre noviembre y marzo próximos, justamente en el momento crítico del maíz y de la soja”, destacó Aiello.

Los riesgos de la sequía para la próxima campaña son más altos para el maíz que para la soja, porque el déficit coincidiría con la floración del cereal, y la intención de siembra para el próximo ciclo es muy alta.

Según los estudios realizados por la Consultora de Climatología Aplicada, la incidencia del evento se incrementa en la zona del Litoral, centro de Santa Fe y el este de Córdoba, donde podría haber una disminución de lluvias.

“El punto crítico de esta campaña es evaluar cuál puede ser el posible efecto de la Niña, incluso hicimos algunos mapas en los que se ve claramente cómo son esas probabilidades y cómo aumentan”,dijo Aiello. Por ejemplo, en Entre Ríos, en un año Niño la probabilidad de tener sequía es del orden del 30% y este año es del 60%, o más en algunos casos, destacó el especialista.

Para el trigo no se observan señales evidentes y el cultivo podría sortear estas inclemencias debido a que cuando se empiecen a sentir los efectos del fenómeno ya estará totalmente desarrollado.

Otro cultivo que podría funcionar bien, según Aiello, es el girasol.

El especialista en climatología advirtió que los productores y técnicos no le están dando tanta relevancia al factor climático para la próxima campaña y que priman más otras variables, como los precios a la hora de evaluar un cultivo.

“Hay mucho entusiasmo, escucho que no hay semillas de maíz, pero nadie miró o no lo encontré en forma explícita de que estamos en un año Niña, y esto falta difundirlo”, reconoció Aiello, y agregó que hay semilleros importantes que están haciendo algunos desarrollos para el maíz más resistente al estrés hídrico.

Trigo. Los últimos fríos no tendrán impacto en el cereal, aunque podrían tener algún efecto sobre los forrajes. Aiello indicó que hay un sistema de circulación propicio del ingreso del viento sur y la nevada fue una cosa espectacular, que obedece al enfriamiento en campo en altura que generaron el episodio por todos conocido. Al momento veo un efecto sobre los forrajes, pero no veo un impacto en el trigo por el estado de avance del cultivo.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: