Publicidad Cerrar X

La transición de La Niña a El Niño: “Este año tendríamos un invierno menos riguroso”

Aunque la mejora en el régimen de precipitaciones tardaría en llegar, se registrarían menos heladas. Los pronósticos del meteorólogo Leonardo De Benedictis durante Expoagro.

infocampo

La cuestión climática no podía estar ausente en Expoagro, y el encargado de abordar el tema fue el meteorólogo Leonardo de Benedictis, con la charla “El clima protagonista en el cierre y apertura de campaña”, que brindó en el Anfiteatro AGRIPAY.

“Luego de tres años de sequía en gran parte del país, los suelos están totalmente secos, no hay reservas, no hay napa, no hay absolutamente nada, y dependemos pura y exclusivamente de la lluvia”, enfatizó el especialista.

De Benedictis confirmó que “después de tres años estaríamos saliendo de la Niña y pasando a una condición más neutral, que tampoco nos garantiza una situación ideal, pero por lo menos saldríamos de la Niña que fue una situación tan grave”.

El especialista puntualizó que “el cambio será progresivo durante el otoño, y vamos a pasar de Niña a condiciones neutrales. El Niño está por verse si lo vamos a tener en la próxima campaña, ojalá que sí porque ayudaría muchísimo a levantar toda la actual situación”.

Para la Organización Meteorológica Mundial, El Niño tiene 55% de probabilidades para junio-agosto

Sobre cómo se debería encarar la próxima campaña, el meteorólogo explicó: “Lo fundamental es pensar y medir bien cómo vamos a comenzar la campaña. Estamos saliendo de una situación totalmente seca, entonces pensar en una campaña en la que sólo vamos a depender de la lluvia es muy peligroso para el productor”.

DEL OTOÑO AL INVIERNO

Bajo este panorama, consideró que “hay que medir si, aunque sea, hay un milímetro, y esperar lo que pase en abril y mayo, que son dos meses claves, previos a la siembra de los cultivos”.

En este contexto, “si tenemos una pequeña recuperación de humedad en el suelo en abril y mayo, ahí podríamos encarar la campaña un poco más seguros, pero no arrancar dependiendo pura y exclusivamente de la lluvia, porque eso nos va a complicar mucho”, argumentó De Benedictis.

Llega El Niño: junio, el momento bisagra para el esperado cambio en la tendencia climática

En cuanto al próximo invierno, el meteorólogo pronosticó: “si pasamos a una situación neutral, la cantidad de eventos con heladas será menor que el año pasado, que fue un invierno muy riguroso. Este año tendríamos un invierno menos riguroso que el pasado, no sería muy húmedo, pero sí más templado en cuanto a temperaturas”.

Para cerrar volvió a recomendar “medir, seguir los pronósticos bien de cerca y utilizar al clima como una herramienta más en la toma de decisiones”.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: