Publicidad Cerrar X

Las provincias van apuntalando marco legal en biocombustibles

La semana pasada, desde Infocampo apoyamos el Foro Global de Bioenergía, que se realizó en Rosario, entendiendo que los biocombustibles significan una oportunidad para el agronegocio local. En este contexto, presentamos un trabajo sobre las iniciativas que las distintas provincias están realizando para tener sus propios marcos normativos en esta temática, algunos de los cuales... Read more »

infocampo

La semana pasada, desde Infocampo apoyamos el Foro Global de Bioenergía, que se realizó en Rosario, entendiendo que los biocombustibles significan una oportunidad para el agronegocio local.

En este contexto, presentamos un trabajo sobre las iniciativas que las distintas provincias están realizando para tener sus propios marcos normativos en esta temática, algunos de los cuales ya han adquirido el status de ley, incluso hasta la reglamentación.

Estas iniciativas complementan el marco legal nacional, dado por la Ley 26. 093 y su decreto reglamentario 109, de febrero del corriente año. Considerando que el desarrollo debiodiésel está aventajando al de bioetanol (de hecho ya se exportaron 6.200 toneladas a Alemania), la presentación hizo foco en las principales provincias productoras de oleaginosas, esto es Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos, pero incluyó también a otras extra pampeanas.

Santa Fe. Esta provincia, donde se encuentra radicado el polo aceitero más grande del mundo (en torno de Rosario), ha hecho punta en materia de normativa.

El año pasado, la Legislatura provincial aprobó dos leyes: la 12.691, por la que adhiere a la ley nacional 26.093 y la 12.692, por la cual se crea el Régimen promocional para energías renovables no convencionales, complementaria de la ley 12.503.

En el acto de apertura del foro, el ministro de la Producción santafesino, Roberto Ceretto, insistió en el compromiso de la provincia con los biocombustibles.

De hecho, mediante el decreto 158 de enero de este año, se declaró a la provincia como “productora de combustibles de origen vegetal”,además de reglamentar los aspectos de la ley 12.692.

El Gobierno está en vías de crear una Secretaría de Estado de Energía, con una fuerte orientación a las fuentes renovables.

Hoy, la provincia cuenta con la planta de Vicentín en Avellaneda (50.000 toneladas), la de Renova (la UTE de Vicentín y Glencore) de 230.000 toneladas en San Lorenzo, y otras en distinto grado de avance, que permitirán en el corto plazo contar con una capacidad de producción superior al millón de toneladas por año. Córdoba. La provincia mediterránea se sumó este año al marco normativa nacional al sancionar la ley 9.397.

Esta ley prevé la exención impositiva (Ingresos Brutos, Sellos) de los emprendimientos que se radiquen en la provincia, así como el acceso a los beneficios de la ley de promoción industrial 9.121, por la cual el Estado puede subsidiar hasta el 25% del consumo de la energía eléctrica y pagar $150 por nuevo empleo creado.

En tanto, en Entre Ríos hay un proyecto que cuenta con media sanción del Senado, creando un programa de promoción de los
biocombustibles, aunque el mismo tendría alguna objeción de parte del Ejecutivo local.

También en Buenos Aires hay dos proyectos con media sanción. Uno de los diputados Luis Bruni, Adriana Cudós y Nidia Burnstein, que cuenta con el apoyo del gobierno de Solá y otro de la senadora duhaldista Cristina Rasquetti. Ahora, diputados y senadores están tratando de consensuar un proyecto único.

Pero todo el interior del país es una efervescencia de proyectos sobre biocombustibles. En las legislaturas de Tucumán, Santiago del Estero y Salta hay proyectos para tentar a la industria a instalarse allí. En este sentido, las leyes de promoción industrial, que incluyen el reembolso de un buen porcentaje de la inversión pueden resultar en estímulos interesantes.

Estos marcos normativos están generando marcado interés en el sector privado.

Esta semana recibimos una buena cantidad de correos electrónicos so- licitando la presentación del foro, así como información adicional. Es que la existencia de un marco legal, por más que sea perfectible (existen críticas particularmente al decreto reglamentario de la ley nacional) es un punto valorado. Esto es lo que mostró el secretario Javier de Urquiza hace quince días, cuando le tocó hablar ante la Comisión Europea.

De todos modos, los privados están pidiendo de parte del Gobierno Nacional señales más contundentes de que la Argentina está en la senda de los biocombustibles y no piensa apartarse de ella.

Javier Preciado Patiño

Seguí leyendo:

Temas relacionados: