Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Para el Banco Central, es cada vez más costoso frenar la baja del dólar

Mientras el gobierno intenta mantener el dólar a $2,90, la carga impositiva que pesa de distintas manera sobre el sector, hace que el productor agropecuario comercialice los granos a un dólar promedio de $2,40. Jorge Ingaramo, director de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, advirtió que "es muy difícil sostener un dólar fuera del precio de equilibrio durante demasiado tiempo" y afirmó que "eso ya se probó en la Argentina".

28.06.2005
Infocampo
Infocampo

El licenciado expuso que “lamentablemente la economía argentina se organizó, los últimos 3 años, para trabajar con este dólar a $2,90”.

En este sentido, señaló que “el sector de lo que se llama la sustitución de exportaciones reclama un dólar a $3, porque sino tiene invasión de productos de otros países”.

×

Sin embargo, Ingaramo destacó que el campo no se rige por ese dólar a $ 2,90. “Tiene un dólar a dos treinta y pico, que es mucho menos de lo que tiene la industria”, argumentó.

El especialista consideró que la actual oferta de dólares del mercado obedece al “éxito económico” y, en este sentido, manifestó que “la gente está movilizando sus recursos ofreciendo dólares”.

Ingaramo destacó que “la gente está comprando cosas: departamentos, campos, animales, etc. y está capitalizando de otro lado, con lo cual aumenta la oferta de dólares y el Banco Central tiene que intervenir para sostenerlo”.

El licenciado resaltó que esa intervención por parte del Estado tiene un costo cada vez mayor.

En este sentido, aseguró que “hay que colocar títulos para retirar la liquidez del mercado y hay una presión evidente de parte del FMI -en el caso de se negocie un nuevo acuerdo- para que el dólar tienda a una especie de flotación más limpia”.

El director de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales, sostuvo que “personalmente, estoy convencido de que es muy difícil sostener un dólar fuera del precio de equilibrio durante demasiado tiempo”.

Así, declaró que “eso ya se probó en la Argentina; cuando el dólar se desajusta está en desequilibrio un tiempo pero después en algún momento se equilibra”.

El licenciado sostuvo que “en el actual contexto económico hay represión a la inflación porque hay tarifas públicas que están bastante atrasadas y algunos salarios se están ajustando”.

Ingaramo agregó que “tarde o temprano, el dólar nominal va a caer o la inflación interna va a subir, con lo cual el dólar real se va a ir neteando. Lo bueno sería que, para ese entonces, haya otros impuestos que reemplacen a las retenciones.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags