Publicidad Cerrar X

Peligra el abastecimiento de lácteos en Santa Fe y Córdoba

La mayor parte de la producción se está exportando antes de que comience a aplicarse un precio máximo a las ventas de leche en polvo.

La mayor parte de la producción se está exportando antes de que comience a aplicarse un precio máximo a las ventas de leche en polvo.
infocampo
Por Infocampo

En Santa Fe y de Córdoba se encuentran las principales compañías exportadoras de lácteos de la Argentina. Y no es casualidad que en ambas provincias se esté registrando por estos días un notable desabastecimiento interno de leche, yogures y quesos.

Sucede que la resolución 61/07 del Ministerio de Economía, que entraría en vigencia a partir del próximo mes de abril, dispone la creación de un âfondo de estabilizaciónâ de productos lácteos, que estaría orientado a abonar compensaciones a productores lecheros.

El dato es que dicho fondo será constituido a partir de los ingresos obtenidos por aplicar una suerte de derecho de exportación sobre las ventas externas de leche en polvo entera.

Ante tal escenario, muchas compañías lácteas se están jugando las últimas fichas del negocio exportador antes de que comience a operar la restricción oficial (que impone, básicamente, un precio máximo de venta de la leche en polvo entera de 2100 u$s/tonelada; la diferencia por obtener se destinará al fondo).

La tentación de descuidar el mercado interno para volcarse de lleno al externo se explica por los siguientes números: en la primera quincena de marzo 2006 el precio FOB promedio ponderado, declarado ante la AFIP, de la leche en polvo entera a granel era de 2220 u$s/tonelada (con un rango de 1884 a 2450 u$s/t).

En tanto, en la primera quincena de marzo de 2007 el valor FOB medio ponderado de la leche entera en polvo fue de 2550 u$s/tonelada, con un mínimo de 2125 u$s/t y un máximo de 3100 u$s/t.

“Las industrias pagan 0,55 $/litro de leche y exportan a 0,93 $/litro”, aseguró ayer a Infocampo Ricardo Osella, presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez).

âEl desabastecimiento interno de los lácteos se siente sobre todo en los quesos; podría haber un incremento de hasta el 10% en los precios de los quesos para las próximas semanas”, añadió Osella.

La situación cuenta además con dos agravantes. La primera es que la producción nacional de leche viene registrando una tendencia descendente ante el avance agrícola.

La recepción de leche en las principales industrias lácteas en el primer bimestre de 2007 cayó un 7,3% con respecto al mismo período de 2006, según datos de la SAGPyA (pasó de 902,80 M/litros en enero/febrero del año pasado a 836,83 M/litros).

La situación actual es muy visible, además, porque el consumo interno de alimentos en general y de lácteos en particular viene registrando un incremento progresivo en los últimos meses.

Una fuente del Centro de Industria Lechera (CIL) sostuvo que “en la actual situación, es una locura que los consumidores se quejen porque no encuentran una determinada marca en la góndola”.

En la ciudad de Córdoba es dónde el panorama es más crítico. En las principales cadenas de supermercados se observan notorios faltantes de lácteos en las góndolas. Y esto es más evidente en los pequeños comercios. “El desabastecimiento de quesos es casi total”, dijo Nilda Espósito, empleada de un mini mercado en el centro de Córdoba.

En la ciudad de Santa Fe âla reposición de lácteos es insuficiente y en las góndolas predominan las segundas marcas”, afirmó Eduardo Recalde, del Supermercado Alvear. âLos comerciantes de la ciudad estamos tomando precauciones; sólo se venden hasta dos litros de leche por persona”, añadió.

Javier Lanari

Seguí leyendo:

Temas relacionados: