Publicidad Cerrar X

Por el descenso del agua, ya pueden ingresar autos a Santa Eleodora

En el partido de General Villegas la situación “está controlada”, mientras que en Salto vuelven a casa los últimos evacuados.

Avatar
Por Marina
Friedlander

Periodista

El noroeste bonaerense vuelve de a poco a la normalidad luego de las inundaciones que afectaron varias ciudades por los desbordes de ríos y arroyos, y en Salto y General Villegas, dos de las más castigadas de la región, los últimos evacuados hoy volvían a sus casas.
“No hubo lluvias en estos días y el río está en bajante”, dijo a Télam Julián Aynora, responsable de comunicación del municipio de Salto.

El vocero indicó que durante la semana pasada, en plena inundación tuvieron más de 500 evacuados y autoevacuados que eran “muy pocos” y que esta tarde se aprestaban “a volver a sus hogares”, ya que la situación estaba “normalizada”.

“El río que llegó a un pico de 8.50 metros ahora está en 3 metros, y si bien su cauce normal es de 2 metros, está en bajante y eso positivo”, agregó.

En General Villegas, una zona muy afectada en todas sus localidades, el Coordinador de Defensa Civil Juan Pablo Del Vecchio dijo a Télam que “la situación está controlada, pero que se sigue trabajando para hacer las limpieza de calles y canales”.

“No llovió más, aunque aquí el problema era el agua que bajaba de Santa Fe y Córdoba”, señaló.

También informó que “aparecieron algunos alacranes en distintos pueblos” y que los ejemplares se mandaron a analizar; “podrían ser venenosos, por eso fumigamos junto con autoridades provinciales”, comentó.

En esa línea, agregó que Santa Eleodora, una localidad que estaba aislada por el anegamiento de todos sus accesos, hoy pudo abrir parte de los caminos y ya podrían ingresar vehículos livianos.

En cuanto a San Nicolás, otra ciudad afectada sobre todo en el barrio La Emilia donde fueron evacuadas unas 4.000 personas, ayer comenzó un relevamiento de familias y comercios para evaluar daños de la inundaciones.

En tanto, en las localidades involucradas con el Canal Arrecifes, donde el río Arrecifes cambia su denominación según las ciudades adonde ingresa, la creciente comenzó a bajar aunque continúan los operativos enfocados en la prevención de enfermedades y alertas ante las posibles nuevas lluvias en la región.

Aynora indicó que hubo algunas denuncias por aparición de alacranes pero ningún caso “grave”, y agregó que todos los evacuados se hicieron “una revisión médica antes de la vuelta a casa y hubo equipo de la provincia haciendo fumigaciones y vacunaciones”.

Al respecto, el Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires (IPS) está convocando a los damnificados a presentarse en el Centro de Atención Previsional (CAP), con el objetivo de elaborar un listado para el otorgamiento de ayuda.

El CAP funciona de lunes a viernes de 8 a 14, está ubicado en la calle Chacabuco N°17, y los damnificados deben asistir con el certificado emitido por Defensa Civil y el DNI. El teléfono de la dependencia es (0336) 4425-377.