Publicidad Cerrar X

Progreso en resistencia al Mal de Río Cuarto

El INTA Pergamino evaluó 60 híbridos en una siembra tardía de principios de noviembre (propicia para la aparición de la enfermedad).Los materiales mostraron un rango de incidencia de entre 2,7% y 34,2%, mientras que el testigo susceptible presentó 55,4% de plantas sintomáticas.

El INTA Pergamino evaluó 60 híbridos en una siembra tardía de principios de noviembre (propicia para la aparición de la enfermedad).Los materiales mostraron un rango de incidencia de entre 2,7% y 34,2%, mientras que el testigo susceptible presentó 55,4% de plantas sintomáticas.
infocampo

Durante la campaña pasada, se evaluó en la Estación Experimental INTA Pergamino el comportamiento de cultivares actuales ante Mal de Río Cuarto y roya en condiciones de infección natural.

La performance frente al Mal de Río Cuarto fue evaluada en la localidad bonaerense, pero en una siembra tardía de principios de noviembre; propicia para la aparición de la enfermedad.

Los 60 híbridos participantes mostraron un rango de incidencia de entre 2,7% y 34,2%, mientras que el testigo susceptible presentó 55,4% de plantas sintomáticas. Por estudios previos, se conoce que la resistencia está asociada a barreras a la multiplicación viral en la planta y se comporta como un carácter umbral; es decir que la diferencia de severidad de síntomas expresada por dos cultivares con diferente nivel de resistencia dependerá de la âpresiónâ que el virus ejerce en el ambiente en que son evaluados. La presión de la enfermedad en este ensayo, con un alto grado de ataque en el testigo susceptible, puede considerarse representativa de un año de ataque severo para la región.

A diferencia de lo que observamos en roya común, la distribución de frecuencias en función de la severidad de síntomas estuvo sesgada hacia la resistencia. Diecinueve híbridos presentaron menos de 5% y 38 híbridos menos del 10% de plantas afectadas, indicando un importante progreso en la resistencia a la enfermedad lograda en los cultivares modernos.

Los síntomas de roya variaron desde pequeñas lesiones de âhipersensibilidadâ a grandes áreas necróticas con porcentajes de área foliar afectada de 0,6 a 11,2%, dependiendo de la resistencia de los 99 híbridos evaluados.

La distribución de frecuencias siguió la típica distribución en forma de campana, es decir que la mayoría de los híbridos presentaron síntomas intermedios, con algunos de ellos exhibiendo bajos o altos niveles de severidad. Estos resultados están indicando que se podría lograr una importante mejora en el comportamiento de los cultivares mediante la intensificación en la presión de selección por resistencia en los programas de mejoramiento.

En base a los resultados de estos ensayos, resulta evidente que se dispone de un amplio rango de cultivares para manejar ambas enfermedades. Las medidas de cada híbrido están disponibles en la página web de Inta Pergamino (www.inta.gov.ar/pergamino/investiga/Grupos/maiz/ maiz.htm), en la sección “Resultados de ensayos de cultivares comerciales”) y pueden ser usadas como un criterio más para la elección del cultivar. El manejo mediante resistencia genética es una alternativa económica y ambientalmente apropiada, por lo que es importante conocer el comportamiento varietal ante estas enfermedades.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: