Publicidad Cerrar X

Proyectan 54,8 millones de toneladas de soja para esta campaña

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó una producción de la oleaginosa 2,1 % inferior a las 56 millones de toneladas acumuladas durante el ciclo 2015/16

infocampo

La última semana volvió a llover en la mayor parte de la región agrícola, manteniendo excesos hídricos en zonas bajas de varias regiones y reponiendo humedad en ambientes elevados de mayor potencial de rinde.

“Gran parte de la soja de primera se encuentra transitando etapas de llenado de granos, con elevado potencial de rinde en ambientes de loma y media loma y menores expectativas en ambientes bajos que fueron afectados por excesos hídricos desde etapas tempranas del cultivo. Lotes de segunda más atrasados transitan plena floración o comienzan a llenar grano los más adelantados”, explicaron desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) en su Panorama Agrícola Semanal (PAS). Como consecuencia, se esperan altos rendimientos en gran parte del centro de la región agrícola, cayendo los valores “drásticamente” hacia el sudeste de Buenos Aires debido al déficit hídrico que afectó la región al momento de la siembra y del desarrollo de los cultivos.

Los lotes de soja del NOA y NEA están diferenciando vainas en condiciones de buena a muy buena gracias a las precipitaciones  acumuladas durante las semanas previas. “Bajo este escenario mantenemos nuestra proyección de producción en 54.800.000 toneladas para la campaña en curso, un 2,1 % inferior a las 56 MTn acumuladas durante el ciclo 2015/16”, indicó el PAS.

“En horas previas al presente informe se registró el paso de un frente de tormenta que aportó abundante humedad en diferentes sectores de la región bonaerense, La Pampa y el sur de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba. El volumen de agua acumulada superó ampliamente los 100 mm en diferentes localidades de Buenos Aires, mientras que la mayor parte del área afectada acumuló de 20 a 70 mm. En
sectores del sur bonaerense, estas lluvias revierten definitivamente el déficit hídrico que afectó a la región desde octubre del año previo, pese a ello el escaso desarrollo vegetativo del cultivo de soja compromete de forma irreversible su potencial de rinde a cosecha. Sobre el oeste y norte de Buenos Aires, la abundante lluvia dificultará nuevamente el tránsito por caminos rurales y generará acumulación de agua en superficie en ambientes bajos. A pesar de esto último, se descartan mayores pérdidas de superficie a las ya registradas durante los excesos hídricos relevados hacia finales del año pasado. Similar escenario se presenta en el sur de Santa Fe, sur de Córdoba y Sur de Entre Ríos, todas regiones que previamente fueron afectadas por abundantes lluvias durante etapas vegetativas en soja de primera o durante la ventana de siembra en lotes de segunda”, señaló el reporte de la BCBA.

En relación a las expectativas de rinde, la gran mayoría de las regiones superarían los promedios históricos de acuerdo al PAS, sin embargo en ningún caso se espera sobrepasar los récords logrados las últimas cinco campañas. De confirmarse estas expectativas durante la recolección del cultivo, el volumen de producción previsto para el actual ciclo podría sufrir modificaciones durante los próximos meses.

Temas relacionados: