Publicidad Cerrar X

Quickfood : El negocio de vender carne pero agregando valor

En los ejercicios 2005 y 2006 declaró ventas por $590 y $675 M, respectivamente. Sus ganancias fueron de $8,1 y $7,6 M en cada uno de los ejercicios. En 2006 fue el tercer faenador de la Argentina, con 315.300 cabezas. ó Posee 84 marcas registradas, muchas de ellas variantes de la marca Paty.

En los ejercicios 2005 y 2006 declaró ventas por $590 y $675 M, respectivamente. Sus ganancias fueron de $8,1 y $7,6 M en cada uno de los ejercicios. En 2006 fue el tercer faenador de la Argentina, con 315.300 cabezas. ó Posee 84 marcas registradas, muchas de ellas variantes de la marca Paty.
infocampo

El frigorífico Quickfood, fundado por Luis Baneule en 1960, hoy está tercero en el ranking de faena nacional (315.300 cabezas), según las estadísticas 2006 de la Oncca, después de Matievich (469.130) y Swift (346.900). En 2006 representó el 2,38% de la faena nacional, que ascendió a 13,24 millones. La compañia que continúa en manos de la familia Bameule logró además liderar el negocio de las hamburguesas súper congeladas en la Argentina y Chile con su marca Paty.

La empresa, que emplea a más de 800 personas, comercializa sus otros productos industrializados con las marcas, Patynesa, Faty (en Chile), QF (cortes de exportación), La Morocha (cortes de exportación), Patyviena (salchichas) y Barny (fiambres y embutidos). La empresa tiene además el 45% de las acciones de los restaurantes europeos Patagonia Europa S.A y el 37% de Patagonia Barcelona Beef & Wine S.A., donde sirven platos elaborados con carne argentina, y el 95,93% de Quikfood Chile. Además cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires con el 52% de su capital.

Quickfood cuenta con dos plantas faenadoras, una en San Jorge (Santa Fe) y otra en Villa Mercedes (San Luis). En Buenos Aires están ubicadas sus dos procesadoras, una en Martínez y otra en Baradero; por último cuenta con oficinas comerciales en Buenos Aires y Chile. La planta de San Jorge está en manos de la empresa desde 1981. En el último año faenó 174.400 cabezas y se dedica además a la producción de hamburguesas súper congeladas, albóndigas, y al tratamiento de sangre bovina para la obtención de plasma y de hemoglobina en polvo. Todos los productos son destinados para el mercado interno y la exportación.

La planta de Villa Mercedes, que fue incorporada en 1992, en 2006 faenó 180.490 cabezas y también está orientada tanto para el mercado interno como para la exportación. El establecimiento de Baradero se dedica exclusivamente al procesamiento de carnes porcinas y vacunas, la elaboración de salchichas tipo viena sin piel marca Patyviena y fiambres marca Barny.

En Martínez la empresa posee desde 1963 una planta de procesamiento de hamburguesas súper congeladas y cortes para el mercado interno.

En 1993 incorporaron una planta que nuclea la distribución de sus productos súper congelados y elaborados a las cadenas de supermercados y negocios minoristas de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

La empresa tiene como presidente a Luis Bameule, quien también es vicepresidente del consorcio de frigoríficos exportadores ABC. Envía sus productos elaborados y carne congelada a destinos como Estados Unidos, Canadá, Uruguay, Chile, Unión Europea, Taiwán, el Caribe, Japón y Hong Kong, entre otros.

Quickfood logró con la marca Paty convertir su producto en sinónimo de hamburguesa gracias a las campañas publicitarias.

En el ejercicio económico cerrado el 30 de junio del año pasado debido al cierre de las exportaciones dispuesto por el Ministerio de Economía, el nivel de faena de Quikfood retrocedió respecto del año anterior bajando desde 345.000 a 332.000; una merma similar sufrió la producción de carne que pasó de 102.000 a 98.000 toneladas. Debido a esta situación la empresa paró durante mayo y junio del año pasado por más de 15 días en cada mes las actividades en la planta de Villa Mercedes. Actualmente la operatoria de este establecimiento está trabajando con normalidad.

El menor volumen de faena de Quickfood sucedió en el 2001 cuando alcanzó las 179.500 cabezas y representó el 1,54% del total país que fue de 11,5 millones debido al cierre de exportaciones por la declaración de aftosa en el país.

Durante el último ejercicio las ventas netas sumaron $675 millones, el mercado interno representó $396,3 millones y las exportaciones $278,7, los productos con marca significaron $462 millones y otros productos $213 de ese total. Finalmente obtuvo una ganancia después de impuestos de $7,6 millones. Con respecto al anterior la facturación creció 14% cuando vendió por $590 millones y la ganancia final sufrió una merma del 6,17% cuando ganó $8,1 millones. Esta disminución responde a que en el último ejercicio pagó un 50% más de impuesto a las ganancias, $8,1 millones contra los $4,1 del ejercicio anterior. Su sociedad controlada en Chile significó la comercialización de 772 toneladas de hamburguesas congeladas y también consolidó a la empresa como la mayor comercializadora de este producto en el país vecino.

Del total de su activo corriente de $112,5 millones, el 43,5% corresponde a créditos otorgados por ventas, $49 millones. El total del activo es de $177,5 millones y el pasivo es de $101 millones, de esta cifra sus deudas comerciales representan el 46%, $46,5 millones.

Por otra parte, la deuda bancaria a noviembre de 2006 según el BCRA ascendía a $29,97 millones, todas calificadas en grado 1. Sus mayores acreedores son el Banco Río con el 30% del total, Nación 30%, luego le siguen Galicia 13%, HSBC 10%, F.Laverc 10% y otras entidades financieras con el 3%. Su negocio está balanceado también entre las ventas al mercado interno y las exportaciones de carne y productos elaborados. En el 2006 vendió 31.950 toneladas de productos elaborados, volcó 29.800 toneladas de carne al mercado interno y 21.970 toneladas de carne y menudencias al exterior, produjo además 21.164 toneladas de hamburguesas y 28.930 de carne y menudencias que destinó al mercado externo.

Durante el período comprendido entre mayo de 2005 y junio de 2006 la marca Paty representó en promedio el 43,5% de las ventas totales de hamburguesas del país y consolidó su liderazgo que viene desde hace varias décadas, con respecto a las salchichas la participación fue del 12% y quedó en segundo lugar después de Vienissima, marca de la empresa Molinos Río de la Plata, principal competidor de Quickfood en el mercado de productos súper congelados.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: