Publicidad Cerrar X

"Vamos a ser una empresa del Mercosur"

Recibe una inyección de u$s100 millones para clonar su modelo de negocio en Brasil. A cambio, le abre entre el 25 y 30% del capital del grupo a los nuevos inversores, ex dueños de un banco en el vecino país.

Recibe una inyección de u$s100 millones para clonar su modelo de negocio en Brasil. A cambio, le abre entre el 25 y 30% del capital del grupo a los nuevos inversores, ex dueños de un banco en el vecino país.
infocampo
Por Infocampo

Cuando el display del celular de Gustavo Grobocopatel, director y accionista de Grupo Los Grobo, se iluminó mostrando el teléfono de Infocampo, el empresario todavía se encontraba en Brasil. Hacía menos de 24 horas que acababa de anunciarle a la Comisión Nacional de Valores la firma de un convenio con el fondo de inversión PCP, incorporándolo como accionista a Grupo Los Grobo LLC, la off shore de la compañía (tiene domicilio en el estado de Delaware), a cambio de un aporte de capital, que luego se supo, de u$s100 millones.

La noticia rápidamente fue malinterpretada por algún sector de la prensa argentina como un nuevo desembarco de los capitales brasileños en las empresas nacionales. En diálogo con Infocampo, el empresario sostiene que es todo lo contrario y da su visión del negocio.

-¿Qué es exactamente lo que acaban de cerrar?

-Lo que hicimos fue traer nuestro modelo de negocios a Brasil; para eso necesitábamos un socio brasileño, porque no conocemos el país y nos era difícil entrar solos. Y también porque los requerimientos de capital que se necesitan son muy altos, porque acá todo es muy grande. Entonces buscamos un socio que conociera Brasil y que además ponga el dinero necesario para desarrollar el negocio. El concepto no es que los brasileños se compraron una empresa argentina. La noticia es que nosotros nos instalamos en Brasil.

-¿Qué es lo que se acordó, concretamente?

-El mecanismo formal es que contra el aporte de cien millones de dólares a Los Grobo, para invertir en negocios en Brasil, nosotros le cedemos una participación minoritaria en el Grupo Los Grobo. No puedo decir el número de esa participación, porque todavía no está definido, pero es realmente minoritaria; estimo que va a estar entre el 25 y 30% de la compañía.

-¿Era esta la mejor alternativa? ¿Por qué no hacer un joint venture en vez de abrir el capital del grupo?

-Porque nos parece que es mucho más importante tener una compañía global, del Mercosur, que compañías separadas, país por país. El diseño apunta a una compañía global que funcione así y que alinee los intereses de todos. Que todos estemos en todos lados es mucho mejor que unos estén en un lado y otros en otro.

-¿No había otras formas de conseguir 100 millones de dólares?

-Bueno, conseguir 100 millones de dólares no es fácil (risas). Pero nosotros, además de la plata, lo que necesitábamos era un socio brasileño. No podíamos venir a Brasil a hacer nuestro negocio sin un socio local. El tema es que si querés ser tres veces más grande de lo que sos necesitás el dinero y entonces hay que ver opciones. Tener socios es una posibilidad. Salir a la Bolsa, otra. Endeudarte con los bancos, otra más. Cada una tiene sus pro y sus contras.

-¿Tienen experiencia en agro los socios de PCP?

-En verdad son 70 personas que eran los antiguos dueños del banco Pactual. Ellos lo vendieron al (banco suizo) UBS y con ese dinero hicieron un fondo de inversiones y hoy operan en tres áreas: energía, construcción y agronegocios. En este último segmento, Grupo Los Grobo (GLG) va a ser el vehículo de la inversión, que se llamará GLG Brasil.

-Una curiosidad. Desde que suena el teléfono por primera vez hasta que se firma el convenio ¿cuánto tiempo pasa en una operación como ésta?

-En este caso, todo el proceso nos llevó unos seis meses.

-¿Cuál es el plan de negocios para Brasil?

-Básicamente es tener una compañía como Los Grobo (en la Argentina) en dos o tres años.

-¿Esto significa que siembre, acopie y procese?

-Exactamente.

-¿En qué escala de empresa están pensando?

-Como la nuestra, que haga 150.000 hectáreas de agricultura y que acopie un millón y medio de toneladas. Y consolidad todo esto en una compañía Mercosur que va a mover tres millones de toneladas y sembrar 400.000 hectáreas de acá a dos o tres años.

-¿Por qué esta diferencia de encarar el agronegocio respecto de Paraguay, donde operan por medio de una empresa controlada, Tierra Roja?

-Tenemos distintos modelos de negocios. En Uruguay tenemos una sociedad con un empresario local muy dinámico. En Paraguay, la empresa es totalmente nuestra por la sencilla razón de que no encontramos un socio local. Nosotros vamos adaptando nuestro modelo de negocios a cada situación.

-¿Qué fortaleza ves en esta suerte de compañía Mercosur?

-La realidad es que el Mercosur es una gran área de provisión de alimentos para resto del mundo y no es que vamos a hacer todo, pero vamos a ser facilitadores para que los procesos ocurran.

-¿Puede avanzar esta compañía Mercosur sobre otras áreas, como molienda, aves, porcinos?

-Eso no está en el objetivo de corto plazo, que es replicar el modelo argentino en Brasil, pero tampoco descartamos ninguna otra cosa que se pueda hacer.

-Aparte, ¿cómo les esta yendo en Venezuela?

-Bien, tratando de ayudar a los venezolanos a que cambien. El proceso avanza según lo planificado. Ya cosechamos las primeras 3.000 hectáreas y este año vamos a sembrar 25.000.

-¿Están conformes?

-Sí, yo creo que es un hito poder hacer consultoría en distintos países, en Venezuela o en cualquier país del mundo. Es la visión del grupo.

Javier Preciado Patiño

Seguí leyendo:

Temas relacionados: