Publicidad Cerrar X

Salto Grande: una alianza territorial que da sus frutos

El INTA en Entre Ríos y la Comisión Administradora de Salto Grande se articulan con 124 entidades de la región y asisten con soluciones productivas.

infocampo

El deseo permanente hacia la mejora motoriza la búsqueda de alternativas que fortalezcan el desarrollo de las comunidades. Muchas veces estos procesos de desarrollo se materializan en construcciones de hierro y cemento, pero muchas otras, en la solidez de los aprendizajes que se fijan en las personas. Con este horizonte, desde hace 10 años el INTA en Entre Ríos y la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (Cafesg) sostienen un convenio compuesto por nueve líneas de trabajo que permiten articularse con 124 entidades y asistir con soluciones productivas y capacitaciones a más de 4.500 personas.

Oscar Valentinuz, director del Centro Regional Entre Ríos, valoró la articulación institucional: “El área de influencia de Cafesg se ubica en ocho departamentos de la provincia, donde potencia el desarrollo socioproductivo”. Además, dijo que este enfoque de trabajo “encaja directamente con los objetivos del INTA, ya que no prioriza sólo la mejora de la producción, sino el desarrollo social de las comunidades”.

En cuanto a la participación del INTA, especificó que aporta “recursos humanos integrados en su sistema de extensión, usando como plataforma los Proyectos de Desarrollo Territorial como ámbito para convocar actores y discutir problemáticas vinculadas con el desarrollo de la región”.

Con el apoyo de más de 100 técnicos, se realizaron trabajos en 50 localidades de los ocho departamentos de la Región de Salto Grande que, según Valentinuz, consolidaron un notable avance en innovación organizacional. “Se conformaron grupos y mesas de trabajo y pasamos de trabajar con sectores en situación de vulnerabilidad a organizaciones”, añadió.

Alejandro Casañas, presidente del directorio de la Cafesg, resaltó también el trabajo realizado durante 10 años: “Son resultados que no se logran de un día para el otro; es una secuencia de acciones concretas que va dejando sus frutos y el resultado que esperamos, finalmente, se ve en el mediano y largo plazo”.

En ese sentido, agregó: “En todos los ejes que venimos trabajando, ha quedado marcada la seriedad con la que hacemos las cosas”. Con relación a la acción en territorio, explicó que “hay que recorrer, hablar con los productores, charlar con la gente y, de este modo, se logra unificar criterios y que los resultados sean realmente efectivos”.

Respecto de la situación actual, Casañas dijo que “desde junio de 2015 no se generan excedentes con los cuales se financia el Fondo Especial de Salto Grande y, por ende, la Cafesg” y señaló que se realizan “intensas tratativas con el gobierno nacional para lograr la continuidad”, encabezadas por el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet.

El presidente del directorio de la Cafesg destacó el entusiasmo, la seriedad y el empeño puestos por los integrantes de ambas instituciones involucradas con este proyecto y ponderó el valor del acuerdo para la región. “A pesar de la difícil situación, nos hemos puesto a trabajar en un nuevo convenio con mayores propósitos, porque confiamos en que vamos a salir adelante”, subrayó.

“Dentro de los mejores argumentos para que continúe el Fondo Especial de Salto Grande está este convenio que esperamos con ansiedad poder continuarlo, ni bien se restablezca el flujo de los mismos excedentes”, manifestó.

En referencia a la importancia de la acción conjunta, Lilian Roman, especialista del INTA Concordia y responsable del acuerdo en representación del instituto, aseguró que “es una herramienta que permite trabajar con la gente en el territorio y consolidar un numeroso equipo de trabajo interinstitucional” .

De igual modo, Gisela Huber, coordinadora del área de Desarrollo Regional de la Cafesg, ponderó el rol del equipo interdisplinario que surge de la articulación con diferentes organizaciones públicas –municipales, provinciales y nacionales– y privadas. “Esto fue lo que permitió que el trabajo se afianzara en el territorio a lo largo del tiempo”, enfatizó.

Financiado por la Cafesg, el convenio registra un presupuesto de 1 millón de pesos y promueve el acceso a microcréditos, la producción local de alimentos y la mejora de los sistemas hortícolas, apícolas y porcinos de la zona. Además, se destaca la creación de una Red de Escuelas, el impulso de la agricultura familiar y la realización de eventos y jornadas.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: