Publicidad Cerrar X

Senadores de La Pampa pidieron ventajas impositivas por los incendios

El radical Juan Carlos Marino aseguró que "en muchos casos, el fuego se llevó el fruto de toda una vida de trabajo y es imprescindible la ayuda del Estado para revertir los daños".

Avatar
Por Marina
Friedlander

Periodista

El senador nacional por La Pampa, Juan Carlos Marino (UCR), difundió hoy un proyecto de ley para otorgarle ventajas impositivas a los productores afectados por los incendios forestales ocurridos en esta provincia, donde se quemaron casi un millón de hectáreas, y otras vecinas.

“Buscamos rehabilitar la capacidad productiva de las explotaciones afectadas por los incendios acontecidos en La Pampa y las provincias vecinas”, dijo Marino al señalar que “en muchos casos, el fuego se llevó el fruto de toda una vida de trabajo y es imprescindible la ayuda del Estado para revertir los daños”.

En ese sentido, el legislador planteó que “la necesidad de garantizar esas inversiones trasciende lo productivo ya que en muchos casos los alambrados se han quemado y los animales se encuentran circulando por las rutas de la zona afectada, con el riesgo que ello implica para los que por allí transitan”.

El Senador nacional pidió que para dinamizar esas inversiones en vacas, toros, aguadas, alambrados, molinos entre otros requerimientos “se otorgue a los productores la misma franquicia en el Impuesto a las Ganancias que tienen las mineras y que les permite amortizar aceleradamente las inversiones en un plazo de tres ejercicios fiscales”.

“La idea es que los productores afectados puedan deducir las inversiones a razón de un 60 por ciento del monto total que insumió dentro del ejercicio en el que se haya habilitado la misma, y el 40 restante en partes iguales en los dos ejercicios posteriores”, explicó Marino.

Sobre aquellos productores no alcanzados por el Impuesto a las Ganancias, pero que resultaron afectados por los incendios, el proyecto prevé que sean ayudados con aportes no reintegrables a través del Fondo Nacional para la Mitigación de la Emergencia y Desastres Agropecuarios.

El gobierno de La Pampa declaró el estado de desastre o emergencia para distintas zonas de la provincia, afectadas por los incendios que quemaron casi un millón de hectáreas, originando además pérdidas por más de 1.000 millones de pesos para los productores, según estimaciones.