Publicidad Cerrar X

Sorpresa: la primera medida de Lousteau fue fijar un precio máximo a la leche

El designado ministro de Economía anunció un precio de referencia de 0,78 peso por litro de leche. Junto al actual titular de Hacienda, Miguel Peirano y el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, hizo una fuerte defensa de las retenciones a las exportaciones.

El designado ministro de Economía anunció un precio de referencia de 0,78 peso por litro de leche. Junto al actual titular de Hacienda, Miguel Peirano y el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, hizo una fuerte defensa de las retenciones a las exportaciones.
infocampo

El gobierno nacional fijó ayer un precio de referencia de 0,78 pesos por litro de leche a boca de tambo. El anuncio fue formulado por el futuro ministro de Economía, Martín Lousteau, en su primer contacto con la prensa tras su designación como titular del Palacio de Hacienda a partir del próximo 10 de diciembre, junto con Miguel Peirano y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Antes de la rueda de prensa, Lousteau, Peirano y Moreno estuvieron reunidos con el presidente Néstor Kirchner y la presidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner.

A partir de este precio de 78 centavos por litro, el gobierno determinó un valor de referencia de 2700 dólares FOB para la tonelada de leche en polvo (hoy ese valor está en 2650 u$s/t, con lo cual se aumentaría en 50 u$s/t). Si se exporta por encima de ese valor, el excedente se destinará a solventar el precio interno de referencia.

Con estos precios “queremos dar una señal muy clara al productor del equilibrio necesario entre el mercado externo y las necesidades de los trabajadores y sus familias”, dijo Lousteau al anunciar la medida, y hacer una defensa de las retenciones a las exportaciones.

El precio de mercado del litro de leche a boca de tambo actualmente se encuentra entre 78 y 90 centavos de pesos por litro, según el volumen de entrega, la zona y el comprador (las Pymes queseras pagan precios superiores a los que abonan las grandes firmas lácteas).

Si bien no existió una comunicación formal al respecto, fuentes de la industria láctea dejaron trascender que desde algunos sectores del gobierno sostenían la necesidad de un precio de 73 centavos por litro a boca de tambo.

Lousteau consideró que los 78 centavos por litro representan “un precio que hace muy rentable la producción” y destacó que las retenciones a los productos primarios, entre otros resultados, “impulsa la industrialización” de esas materias.

“Hay que aclarar el rol que tienen las retenciones, porque a menudo se lo trabaja con liviandad”, dijo el designado ministro de Economía y explicó que estos impuestos a las exportaciones “no son sólo un recurso fiscal” sino que “generan incentivos para que los productos primarios terminen industrializados, ya que por lo general no tienen retenciones” y permiten alcanzar “el equilibrio necesario” entre el precio interno y el que se paga en el exterior.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: