Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

SRA: férrea defensa a la propiedad privada

La preocupación de los hombres de campo no sólo se concentra en los sucesivos rumores sobre un aumento de las retenciones. Ahora, el fantasma de la usurpación se entremetió en el alambrado.

25.08.2005
Infocampo
Infocampo

La Sociedad Rural Argentina alertó ayer sobre distintos ataques que vienen ocurriendo en el interior del país, “en contra de propiedades privadas rurales”.

En un comunicado, la entidad ruralista explicó que “varias usurpaciones o meras ocupaciones de campos han sucedido en la provincia de Buenos Aires, sin que la Justicia o las autoridades de la provincia hayan reaccionado en defensa de sus legítimos propietarios, excusándose en cuestiones burocráticas inaceptables”.

×

La entidad presidida por Luciano Miguens aseguró que existiría otro “proyecto de expropiación, de un campo en Catamarca, propiedad de un inversor extranjero”.

En este caso y siempre según la SRA, no se estaría contemplando “una verdadera razón de utilidad pública”, además de realizarse “en circunstancias poco claras”.

La entidad gremial consideró que éste “es otro ejemplo de la falta de apego por parte de funcionarios o legisladores, de los derechos y garantías consagrados en nuestra sabia Constitución Nacional”.

Por otro lado, el comunicado agregó que “algunos proyectos que acotarían fuertemente el uso de la tierra para producir, bajo una difusa intención conservacionista, abusan de la justa medida para preservar ambientes naturales”.

Sin apelar al ecologismo, la SRA reiteró que “no se debe dejar de recordar que la propiedad privada es la base de una sociedad organizada, a la vez de ser el motor de la iniciativa individual y empresaria. Las corrientes ideológicas que propiciaban lo contrario fueron sepultadas en los últimos años del siglo XX”.

Para la entidad -claramente enemistada con el Gobierno y cuestionada por el propio secretario de Agricultura, después de los reclamos formulados desde la tribuna de Palermo- “el cambio y crecimiento de los países que las sufrieron (a las corrientes filosóficas) prueban lo equivocadas de estas líneas de pensamiento”.

Después de la inseguridad rural, el fantasma de la usurpación ahora desvela a los productores.

La Sociedad Rural Argentina alertó ayer sobre distintos ataques que vienen ocurriendo en el interior del país, “en contra de propiedades privadas rurales”.

En un comunicado, la entidad ruralista explicó que “varias usurpaciones o meras ocupaciones de campos han sucedido en la provincia de Buenos Aires, sin que la Justicia o las autoridades de la provincia hayan reaccionado en defensa de sus legítimos propietarios, excusándose en cuestiones burocráticas inaceptables”.

La entidad presidida por Luciano Miguens aseguró que existiría otro “proyecto de expropiación, de un campo en Catamarca, propiedad de un inversor extranjero”.

En este caso y siempre según la SRA, no se estaría contemplando “una verdadera razón de utilidad pública”, además de realizarse “en circunstancias poco claras”.

La entidad gremial consideró que éste “es otro ejemplo de la falta de apego por parte de funcionarios o legisladores, de los derechos y garantías consagrados en nuestra sabia Constitución Nacional”.

Por otro lado, el comunicado agregó que “algunos proyectos que acotarían fuertemente el uso de la tierra para producir, bajo una difusa intención conservacionista, abusan de la justa medida para preservar ambientes naturales”.

Sin apelar al ecologismo, la SRA reiteró que “no se debe dejar de recordar que la propiedad privada es la base de una sociedad organizada, a la vez de ser el motor de la iniciativa individual y empresaria. Las corrientes ideológicas que propiciaban lo contrario fueron sepultadas en los últimos años del siglo XX”.

Para la entidad -claramente enemistada con el Gobierno y cuestionada por el propio secretario de Agricultura, después de los reclamos formulados desde la tribuna de Palermo- “el cambio y crecimiento de los países que las sufrieron (a las corrientes filosóficas) prueban lo equivocadas de estas líneas de pensamiento”.

Después de la inseguridad rural, el fantasma de la usurpación ahora desvela a los productores.

La Sociedad Rural Argentina alertó ayer sobre distintos ataques que vienen ocurriendo en el interior del país, “en contra de propiedades privadas rurales”.

En un comunicado, la entidad ruralista explicó que “varias usurpaciones o meras ocupaciones de campos han sucedido en la provincia de Buenos Aires, sin que la Justicia o las autoridades de la provincia hayan reaccionado en defensa de sus legítimos propietarios, excusándose en cuestiones burocráticas inaceptables”.

La entidad presidida por Luciano Miguens aseguró que existiría otro “proyecto de expropiación, de un campo en Catamarca, propiedad de un inversor extranjero”.

En este caso y siempre según la SRA, no se estaría contemplando “una verdadera razón de utilidad pública”, además de realizarse “en circunstancias poco claras”.

La entidad gremial consideró que éste “es otro ejemplo de la falta de apego por parte de funcionarios o legisladores, de los derechos y garantías consagrados en nuestra sabia Constitución Nacional”.

Por otro lado, el comunicado agregó que “algunos proyectos que acotarían fuertemente el uso de la tierra para producir, bajo una difusa intención conservacionista, abusan de la justa medida para preservar ambientes naturales”.

Sin apelar al ecologismo, la SRA reiteró que “no se debe dejar de recordar que la propiedad privada es la base de una sociedad organizada, a la vez de ser el motor de la iniciativa individual y empresaria. Las corrientes ideológicas que propiciaban lo contrario fueron sepultadas en los últimos años del siglo XX”.

Para la entidad -claramente enemistada con el Gobierno y cuestionada por el propio secretario de Agricultura, después de los reclamos formulados desde la tribuna de Palermo- “el cambio y crecimiento de los países que las sufrieron (a las corrientes filosóficas) prueban lo equivocadas de estas líneas de pensamiento”.

Después de la inseguridad rural, el fantasma de la usurpación ahora desvela a los productores.

Tags