Publicidad Cerrar X

Trigo: terminó la siembra, con la superficie más baja en seis años

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que la implantación alcanzó las 6 millones de hectáreas, que marcan un retroceso de 100.000 hectáreas con respecto a la campaña pasada

infocampo

En el transcurso de la semana finalizó la siembra del trigo 2023/24, con una superficie total de 6 millones de hectáreas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), el área implantada del cereal ajustó 100.000 hectáreas en relación al ciclo anterior.

Además, se trata de la cifra más baja en seis campañas, desde las 5,7 millones de hectáreas 2017/18.

LOS NÚMEROS DEL TRIGO

La siembra finalizó con la incorporación de las últimas 90.000 hectáreas en el sur bonaerense. Un dato a tener en cuenta es que la bolsa porteña advirtió por la falta de lluvias en toda el área agrícola.

“Los cuadros más avanzados del norte del país comienzan a manifestar signos de estrés hídrico, mientras que las temperaturas frías sobre el centro-oeste y sur del área agrícola continúan demorando la emergencia y el desarrollo temprano”, remarcaron.

En el norte, la situación del cultivo varía entre las regiones este y oeste. En el primer caso, al clima seco se suma el efecto de las altas temperaturas, que continúan acelerando el desarrollo y visibilizan los síntomas de estrés.

“Puntualmente, sobre la región NEA se han relevado los primeros lotes en comienzo de espigazón en lotes con plantas de bajo porte y afectadas por orugas”, explicaron.

Por su parte, en Córdoba y Santa Fe el cereal comenzó a encañar y se detectaron casos de amarillamiento y presencia de pulgón.

LAS OTRAS REGIONES TRIGUERAS

En tanto, en la región Núcleo Sur y centro-este de Entre Ríos, a pesar de la ausencia de precipitaciones, las reservas del perfil permiten abastecer al cultivo, que atraviesa estadios tempranos con baja demanda de humedad.

Hacia el sur, la BCBA destacó que se registraron heladas que, si bien demoran la emergencia del cultivo, permiten la vernalización del cereal y reducen la demanda atmosférica, conservando la humedad del perfil.