Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Uruguay lanza su plan de biodiésel

El gobierno del vecino país lanza su propia política sucro-alcoholera para producir este combustible, al que le sumarán el sorgo azucarero. Buscan ahorrar en importaciones.

27.08.2005
Infocampo
Infocampo

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Mujica, anunció el lanzamiento de una política “sucro-alcoholera”, destinada a producir biodiésel. “No sólo quedará asignada la caña de azúcar, porque sería zafralmente corta, sino que se sumará la producción de sorgo azucarero, el cual casi no se cultiva en nuestro país, pero que abre perspectivas importantes para el futuro”, dijo.

Simultáneamente, un proyecto del Partido Nacional, impulsado por el diputado Pablo Abdala, propone que, en una primera etapa, por lo menos el 5% del gasoil consumido en Uruguay sea sustituido por biodiésel. “Esa es una cantidad muy importante. Estamos hablando de 150 M de litros por año”, destacó Abdala.

×

Uruguay ya posee dos plantas pequeñas de biodiésel, que recibirán un renovado impulso. Miguel Otegui, el director de Obras de la intendencia municipal de Paysandú, donde funciona una de las plantas, señaló que si en un futuro se sustituyera el 20% del consumo nacional de gasoil por biodiésel, eso significaría 450.000 has de cultivos adicionales. El proyecto será financiado con petróleo venezolano. Gracias a un convenio de intercambio de combustible por alimentos e insumos agrícola-ganaderos, Uruguay está por recibir un cargamento del vital insumo por un valor cercano a los u$s 40 M. Parte de las divisas que el país ahorrará con ese embarque se destinará a financiar la ampliación del área de caña de azúcar y a la instalación de una refinería de alcohol.

El subsecretario de Agricultura, Ernesto Agazzi, asistió a una sesión del Parlamento uruguayo donde afirmó que próximamente se plantarán 1.500 has con caña, lo que demandará una inversión de u$s 4 M. En 2011 se habrán sembrado 40.000 has adicionales para elaborar biodiésel, lo que generará un ahorro anual de u$s 140 M, y creará unos 20.000 puestos de trabajo. El objetivo es que el sistema funcione en base a caña de azúcar, remolacha azucarera y sorgo dulce, por si alguno de los cultivos fracasa.

Tags