Con el 86,1 % del área de sorgo cosechada, se estiman caídas de rinde de 0,8 qq/ha

La cosecha sorgo granífero sigue demorada en comparación al promedio de las últimas campañas. En parte, esto se debe a que los productores priorizan la recolección de maíz aprovechando las ventanas de buen tiempo. Por otra parte, todavía hay un gran número de lotes de sorgo con anegamientos y falta de piso. De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), las pérdidas por vuelco y enfermedades de panoja siguen incrementándose en las zonas más afectadas.

En estos últimos quinces días, los mayores avances de cosecha se dieron en las provincias de Entre Ríos, Santiago del Estero y Córdoba.

A nivel nacional, el área cosechada alcanzó el 86,1 %, con un rinde promedio de 48,4 qq/ha, lo que representa una caída de 0,8 qq/ha respecto de las proyecciones anteriores.

Según la BCBA, el volumen parcial acumulado en chacra asciende a 3 M tn. “Frente a este panorama mantenemos nuestra proyección de producción para la actual campaña en 3.200.000 toneladas, un 6 % inferior a la campaña previa (Producción 2015/16: 3,4 M tn)”, indicaron desde la entidad.

Región por región, según la BCBA:

Sobre la provincia de Córdoba, la cosecha se concentró en los lotes ubicados en porciones más elevadas del terreno. A la fecha, aún quedan por recolectar un 5 % de los cuadros que se encuentran en su mayoría con problemas de anegamientos.

Sobre el Centro-Norte de Santa Fe, continua la demora en la cosecha restando por recolectar aún más de 1.000 ha del cereal de verano.

En paralelo hacia las zonas Oeste de Bs. As.-Norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el Centro de Bs. As., los rendimientos relevados desde nuestro informe previo se mantienen en los promedios zonales históricos. La falta de piso y la intransitabilidad de los caminos, sigue marcando una importante demora en la recolección.

Hacia la zona del NOA, luego de recolectar el 75 % del área apta, el rinde zonal se ubica en 37,3 qq/ha.

Sobre la región del NEA, las labores avanzan a ritmo lento ya que los productores están abocados a la cosecha de maíz. Aún se registran pérdidas de superficie parciales producto del ataque de aves, en el oeste de la provincia de Chaco y el este de Santiago del Estero.

Info Campo