El clima de corto plazo definirá la tendencia futura de la soja

La cosecha de soja 2016/17 se define en las próximas dos semanas. la tendencia del mercado irá de acuerdo CON la ocurrencia o no de las tan necesitadas lluvias.

Las últimas lluvias ocurridas sobre el sudeste y sudoeste bonaerense fueron el factor bajista que impactó en Chicago, en el mismo momento de conocida la noticia. Sucede que los operadores de Chicago no discriminan cantidad de lluvias, cobertura y lugar geográfico. Vieron lluvias en Argentina, en las pantallas de Reuters, y a partir de ahí se generaron órdenes de venta. Esto provocó la baja en el precio de la soja a mitad de semana; el día después, el mercado mostraba tendencia sostenida a firme.
Si bien el sudeste de Buenos Aires representa 1,5 millones de hectáreas de soja, las lluvias beneficiaron solamente a muy pocos partidos (Tandil, Tres Arroyos, Azul y Las Flores), que representan no más del 20 por ciento de la superficie total de la región: apenas 1,6 por ciento de la superficie sembrada total.

Hay que tener en cuenta que en el resto de las zonas falta por sembrar casi 6,5 millones de hectáreas, de acuerdo al informe de avance de siembras de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. El equivalente al 35 por ciento de la superficie proyectada total de siembra a nivel país.

Para poder analizar bien el mercado y las perspectivas futuras, el dato pasa por el factor climático. De acuerdo con los mapas publicados por la Oficina Riesgo Agropecuario, dependiente del Ministerio de Agricultura, casi el 40 por ciento de las principales zonas productoras de soja de la provincia de Buenos Aires y Córdoba está comenzando a sufrir condiciones de presequia. Con reservas escasas y regulares de agua. El dato clave para poder predecir la tendencia de los mercados es saber si el pronóstico de lluvias para los próximos 7 días podrá cumplirse o no.

Impacto

Si se confirman las lluvias del pronóstico de aquí a una semana, el mercado de soja tiene un potencial de baja de 10 a 15 dólares por tonelada. Por el contrario, si sigue el tiempo seco y las lluvias esquivan o contradicen el pronóstico, entonces estamos ante un escenario de una potencial suba de 10 a 20 dólares.

Todavía falta por sembrar más de seis millones de hectáreas de soja de segunda y se están perjudicando más del 50 por ciento de la superficie sembrada de soja de primera. En el primer caso podríamos aspirar a un volumen de producción de 55 millones de toneladas. Pero si la sequía se agrava podremos ir en busca de un volumen de producción mas cerca de los 45 millones de toneladas. La cosecha de soja 2016/17 se define en las próximas dos semanas, y la tendencia del mercado ira de acuerdo a la ocurrencia o no de las tan necesitadas lluvias.

Con una cosecha récord de 118 millones de toneladas en Estados Unidos y una sudamericana de 170 millones de toneladas, nos preguntamos ¿cuándo vendrá la baja? Más si se tiene en cuenta que se proyecta un fuerte aumento en la superficie de siembra 2017/18 en Estados Unidos.

Estamos ante un escenario de una fuerte potencial baja del mercado. La pregunta es ¿cuándo? Nuestra visión es que cuando se produzca una lluvia generalizada en la Pampa Húmeda, el mercado tiene un potencial de baja de hasta 20 dólares por tonelada. Por otra parte ya no hay diferencia entre los precios de cosecha vieja y cosecha nueva.

Nuestra sugerencia: vender soja a mayo a 265 dólares, si el margen bruto arroja un numero aceptable.

Otra sugerencia es vender soja posición noviembre a 273,5 dólares, cerrando cambio en el Rofex noviembre a 19,36 pesos por dólar. El equivalente a un precio de soja en pesos a noviembre de 5.300 pesos la tonelada.

Pablo Adreani