Publicidad Cerrar X

Ácaros: la alternativa para destruir parásitos intestinales del ganado ovino

Una investigación en México utilizó dos especies de ácaros para controlar biológicamente a los nematodos que parasitan a las ovejas. Los resultados fueron positivos ya que las especies mostraron una total actividad depredadora.

Avatar
Por Solana
Sommantico

Esta investigación, se encarga de desarrollar en el laboratorio dos especies de ácaros para administrarlos al ganado ovino a fin de combatir con sus parásitos intestinales, los cuales ocasionan graves pérdidas económicas al sector agropecuario.

El Centro Nacional de Investigación Disciplinaria PAVET es un centro de investigación de excelencia en el área de la parasitología veterinaria, ubicado en México, donde fueron realizadas las pruebas.

La investigación pretende resolver el problema de la parasitosis causada por nematodos, gusanos que habitan en el tracto digestivo del ganado, a través de la aplicación de dos especies de ácaros como agentes de control biológico. Estas especies son Lasioseius penicilliger y Caloglyphus mycophagus

El trabajo es realizado por la doctora Liliana Aguilar Marcelino, quien desarrolló un método para cultivar ácaros de estas especies, obtenidas a partir de muestras de suelo y hojarasca.

La investigadora del Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en Parasitología Veterinaria del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (CenidPavet-Inifap), destacó que se trata de un método más natural que los productos que se utilizan actualmente para desparasitar al ganado. Una gran alternativa para el cuidado del animal de una forma más sustentable.

Una doctora en ciencias del Colegio de Postgraduados explicó que “proponemos el uso de antagonistas naturales que se encuentran en el suelo, estamos aprovechando estos ácaros para aislarlos, identificarlos y cultivarlos en el laboratorio. El cultivo de los ácaros los realizamos en placa de Petri, pero los hemos adaptado a nuestras condiciones y requerimientos. También usamos placas de tipo ‘relojero’, ahí llevamos a cabo la reproducción. Los alimentamos con un nematodo bacteriófago y de esa forma mantenemos nuestras colonias”.

Actualmente, los nematodos ya no se mueren cuando tratan a los animales con los productos normalmente utilizados, lo que ha generado un problema alarmante y urgente, porque se hace un gran gasto y no se obtienen resultados benéficos para la salud del ganado”, expresó la científica a la Agencia Informativa Conacyt.

El trabajo ha tenido resultados positivos, pues las dos especies de ácaros muestran 100 por ciento de actividad depredadora en condiciones de laboratorio.

“Aún faltan estudios por realizar, pero ahora estamos en la búsqueda de un método de control amigable y sostenible de los nematodos parásitos de ovinos”, concluyó.

De acuerdo con el artículo Evaluación del impacto económico potencial de los parásitos del ganado bovino en México, las pérdidas anuales por parásitos de bovino se estiman en 1.41 mil millones de dólares, en el país.