Publicidad Cerrar X

Advierten que caerá 40% la producción de aceitunas por la tala de olivos en Mendoza

"Muchas fincas se van transformando en barrios privados, entonces nos vamos quedando sin olivos", lamentaron desde empresas del sector de la provincia.

El sector olivícola de Mendoza atraviesa una fuerte preocupación por la reducción del área implantada en la provincia y proyecta una caída del 40% en la producción de aceitunas para la presente campaña.

Al menos así lo señaló Gabriel Guardia, gerente de la olivícola Laur, quien consideró que la situación está vinculada con el cambio climático y el crecimiento de proyectos destinados a la construcción de barrios privados.

“Se está observando una mayor concentración de aceitunas en otras provincias, mientras que en Mendoza nos vamos quedando sin olivos“, expresó Guardia en declaraciones a la agencia Télam, en el marco de un encuentro organizado por la Fundación Seminare y el Consejo Oleícola Arauco en la planta de la firma, ubicada en la localidad de Cruz de Piedra, en el departamento de Maipú.

En ese sentido, el directivo contó que se levantaron las variedades “que maduran primero, con variedades Frantoio y Lechino” y que al momento se cosechó “algo de Arauco para darle el toque amargo, aunque todavía está muy verde, y por ser el primer aceite sale extremadamente frutado, y su amargo es muy leve”. “Estamos esperando la cosecha grande que va a arrancar en unas tres semanas”, agregó.

“Muchas fincas se van transformando en barrios privados, entonces nos vamos quedando sin olivos”, lamentó, al tiempo que indicó que en la provincia “están desapareciendo muchas plantas de olivos, a montones”. “No se ha tomado conciencia del daño que se está haciendo a Mendoza con la tala indiscriminada y de olivos”, advirtió.

Por eso, Guardia remarcó que desde el sector “estamos haciendo diversas gestiones, pedidos y demandas al gobierno provincial, para que nos ayuden a revertir este cuadro”.

“Hasta ahora no hemos obtenido mayores resultados, pero hay que seguir luchando, peleando y comunicando esta situación, porque se nos está perdiendo un orgullo mendocino que es la olivicultura”, cerró.