Publicidad Cerrar X

Campos: Advierten por la aparición de compradores “no tradicionales”

En la mayoría de los casos los precios han disminuido entre un 15 % y hasta un 20 % en la “pampa húmeda” sobre los valores que se manejaban hasta fines de 2011.

Se cumplen poco más de dos años de las restricciones para el mercado cambiario, lo que continúa siendo la principal causa que dificulta las operaciones inmobiliarias rurales. La Ley 26.860 de blanqueo de capitales, con su  instrumento financiero, el CEDIN, no resultó ser para nuestro mercado un reactivador de las operaciones”. Así lo indicó hoy la Cámara de Inmobiliarias Rurales (CAIR).

“No hubo en el semestre que terminó, medidas gubernamentales que hayan modificado positivamente el rumbo de la actividad agropecuaria, signada por el intervencionismo estatal (retenciones, tipo de cambio, permisos de exportación, etc.) Asimismo el tiempo pasó sin que se haya atacado el problema inflacionario y por ende, un creciente incremento de los costos que sumados a la presión tributaria siguen atentando contra la renta”, agregó CAIR.

“El 23 de julio del año pasado, se puso en conocimiento público el resultado del relevamiento de tierras en manos de extranjeros, que arrojó un total de 15.881.039 has., lo que equivale a poco menos del 6% de las tierras rurales a nivel nacional, cuando el límite es del 15 % del territorio. El Registro Nacional de Tierras Rurales (RNTR) ya cuenta con la primera base de datos nacional de información unificada sobre las tierras rurales en manos de extranjeros. Se percibe un mayor optimismo en cuanto a que, establecidas las equivalencias en las provincias respecto de la zona núcleo, los extranjeros puedan volver realizar  inversiones”, señala el comunicado.

“Durante el último semestre se continuó operando con mucha pesadez. No obstante ello, hemos recibido información de una mayor cantidad de operaciones respecto al primer semestre. En cuanto al volumen de ventas todavía dista mucho de lo que entendemos debería ser un mercado inmobiliario rural normal”, añade.

“A medida que pasa el tiempo, crece lentamente la oferta, aunque se percibe mayor cantidad en las zonas extra-pampeanas. Con relación a la demanda observamos un ingreso de compradores extra sector que compiten con los inversores tradicionales”, afirmó la entidad.

“Si bien insistimos, que son pocas las operaciones que se llevaron a cabo, se mantiene la opinión que en la mayoría de los casos los precios han disminuido entre un 15 % y hasta un 20 % en la “pampa húmeda” sobre los valores que se manejaban hasta fines de 2011. Como así también, que la baja llega fácilmente al 30 % en zonas no centrales y marginales”, concluyó CAIR.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: