Publicidad Cerrar X

Carne libre de deforestación: “Hoy es la Unión Europea, pero mañana puede ser China”

Referentes del sector ganadero analizaron el impacto de las normativas europeas sobre deforestación en la actividad. Coincidieron en analizar la normativa en detalle y que Argentina no perderá mercados

Andrés Lobato

Redactor en Infocampo.

Tras la ratificación europea de importar bienes que no incluyan deforestación en sus procesos productivos, la cadena de valor agroindustrial argentina trabaja para llegar a 2024 sin sobresaltos.

A través de la normativa 20223/1115 de la Unión Europea (UE), se controlará que productos como soja, carne vacuna, café, cacao, madera, caucho y aceite de palma cuenten con una trazabilidad sin fisuras para certificar esta condición. 

Desde 2019, Argentina integra la plataforma de Visión Sectorial del Gran Chaco (Visec). En este espacio, la cadena de valor sojera elabora de manera colectiva todos los procesos necesarios,que generen confianza en los compradores y permita responder a las demandas globales.

LA CARNE Y LA DEFORESTACIÓN

En este contexto, la industria frigorífica de la carne vacuna se sumó a esta iniciativa, para trabajar en la certificación de su materia prima. El Consorcio de Exportadores de Carnes ABC es la primera cámara en sumarse a este espacio y entre otras acciones, habrá un manual de trazabilidad, para identificar hacienda libre de deforestación para faena con destino al Viejo Continente.

Infocampo consultó a distintos actores del negocio y en líneas generales no existe una preocupación marcada sobre este tema, sobre todo vinculado a la posibilidad de perder negocios a futuro. En este sentido, sí remarcaron que se analiza de modo exhaustivo la “letra chica” de la normativa, para diferenciar sustentabilidad de barreras paraarancelarias.  

También existe un dato que no se debe pasar por alto: en volumen, Europa representa menos del 10 de los despachos de carne vacuna argentina. De todas maneras, en el mediano y largo plazo, tanto la industria como los analistas del sector no descartaron que nuevos mercados puedan poner sobre la mesa exigencias similares. 

LA VISIÓN DE LOS EXPORTADORES

Mario Ravettino, presidente de ABC, explicó las líneas de trabajo que desarrollan en la actualidad. “El primer aspecto es interpretar este reglamento, para ver hasta qué punto son cuestiones de sustentabilidad que nos piden y que tengan razón y fundamentación en el caso deforestación”, remarcó. 

El directivo explicó que si bien Argentina está catalogado como país de bajo riesgo en materia ambiental en los foros internacionales, el estatus debe ser demostrado científicamente. 

“Hemos iniciado un análisis de riesgo, para que nos den el sustento científico y presentarlo a la Unión Europea para que nos cataloguen como país de bajo riesgo y luego empezar a trabajar en el desarrollo informático para el segundo capítulo, que es certificar deforestación”, detalló. 

El reloj empezó a correr para los frigoríficos exportadores, que a partir de 2024 tendrán que certificar en cada embarque que los productos despachados no provienen de zonas deforestadas. “”Es un tema en donde no debemos preocuparnos, sino ocuparnos”, consideró. 

MANOS A LA OBRA

“Hay que mirarlo como un desafío”, resumió Diego Ponti, analista ganadero de la Consultora AZ Group. En números, calculó que el negocio frigorífico en ese destino representa un 7% en volumen y 16% en valor, con una industria que claramente está enfocada en China

Pero más allá de los porcentajes, señaló que los ganaderos deberán estar atentos. “Hay que tener una visión más amplia, porque esto llegó para quedarse y vamos hacia un proceso de globalización de estas nuevas demandas por parte de los países compradores”, sostuvo. 

Y agregó: “Hoy es la Unión Europea como pionera, pero tranquilamente el día mañana se puede trasladar hacia China”. 

En el balance global, Ponti explicó que si bien Argentina no se encuentra en una situación desventajosa, habrá que poner manos a la obra. “Hay tiempo, queda prácticamente un año y medio para presentar todas las certificaciones correspondientes y dar tranquilidad a los importadores europeos”, remarcó.

“No lo veo como una amenaza e incluso representa  una oportunidad para contar con un diferencial para mostrar cómo produce en Argentina en la mayor parte del territorio”, afirmó. 

PRODUCCIÓN SUSTENTABLE

En el apartado productivo, una de las cuestiones a tener en cuenta será las condiciones de producción en el norte argentino. Luciano Colombo, director de la casa consignataria Colombo y Colombo, consideró que los sistemas silvopastoriles y el pastoreo racional son herramientas para afrontar con éxito este escenario.

“Cuando se hace un pastoreo racional, donde se respetan los tiempos de pastoreo por parcelas se puede tener un ecosistema saludable con biodiversidad y sin erosionar la tierra. Es la nueva tendencia mundial que en Argentina cada vez gana más adeptos“, sostuvo.

De este modo, la industria frigorífica argentina se prepara en todos los eslabones del negocio, para hacer frente a las exigencias que ya empiezan a perfilarse desde Europa.

Temas relacionados: