Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Cómo controlar las enfermedades del arroz

Las buenas prácticas agronómicas son fundamentales para evitar los patógenos. Combinar estrobirulinas y triazoles es efectivo para la prevención y curación.

08.11.2016
Infocampo
Infocampo

El cultivo de arroz se desarrolla bajo riego en la región noreste del país. Esta situación crea un ambiente favorable para la aparición de enfermedades que pueden provocar pérdidas de rendimiento de entre un 8 a un 10%. Entre ellas, las más importantes son quemado, podredumbre del tallo, manchado de la vaina, mancha angosta de la hoja, mancha parda de la hoja, carbón del grano, mancha de las glumas.

Para prevenirlas y controlarlas, BASF Argentina desarrolló un fungicida que contiene una mezcla de estrobilurinas y triazoles, Allegro. “El uso de este fungicida mejora la productividad del cultivo, manteniéndolo más verde y saludable siendo a su vez muy amigable con el medio ambiente”, aseguró el gerente de Cultivo de Arroz, Aimar Pena.

Dentro de las estrategias para manejar las principales enfermedades que afectan al arroz, Pena mencionó también las prácticas culturales, es decir, el uso de semillas certificadas que son libres de patógenos, el manejo de la lámina de agua con lotes correctamente nivelados e inundados y la fertilización balanceada en base a las expectativas de rinde.

Además, luego de hacer un análisis de suelo del lote a cultivar, se deberá calcular la densidad de siembra apropiada a cada material, hacer un buen manejo de malezas, sembrar en la fecha recomendada y destruir los residuos de la cosecha anterior, a fin de lograr un mejor control de enfermedades.

“El manejo a través de agroquímicos es una estrategia a ser utilizada cuando las anteriores no son suficientes, con la aplicación de fungicidas específicos y registrados para este cultivo que se desarrolla en un ambiente particular. Es importante destacar, entonces, que Allegro posee triple acción preventiva, curativa y erradicante de las enfermedades fúngicas foliares y además, controla hongos saprófitos de follaje y grano, como Rhizopus, Alternaria y Mucor, entre otros”, remarcaron desde la empresa. Y aseguraraon que los dos modos de acción del fungicida brindan mayor performance y  estabilidad, con un mayor efecto curativo y menor riesgo de resistencia.

Tags