Publicidad Cerrar X

Desde Buenos Aires, las Rurales del Mercosur ratificaron su preocupación por las presiones de Europa

Las entidades del campo del bloque sudamericano volvieron a advertir sobre el riesgo de las políticas ambientales que impulsan en la UE. “Debe reconocer nuestros sistemas productivos sostenibles, muy distintos a los europeos”, dijo la FARM.

infocampo

La Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur Ampliado (FARM) ratificó la preocupación que existe entre los productores y entidades del campo de Sudamérica, debido a las normativas ambientales que está buscando imponer la Unión Europea y que podrían afectar las exportaciones a ese destino.

Una de las que más debate está generando, por ejemplo, es la exigencia de que la carne que se envía al viejo continente provenga de campos “libres de deforestación”.

A mediados de julio, la FARM se reunió en Paraguay y emitió una alerta relacionada con estas temáticas, y ahora volvió a hacer lo mismo tras un nuevo encuentro que se realizó en Buenos Aires, en el marco de la 135° Exposición Rural de Palermo.

EL MERCOSUR Y LA UNIÓN EUROPEA

Desde la FARM reconocieron que estas negociaciones que se están manteniendo con la Unión Europa tienen una “significativa importancia” para la región, debido a que es la primera exportadora neta de alimentos del mundo, y eso conlleva una responsabilidad de “aportar a la seguridad alimentaria mundial y lograr contribuir efectivamente al ODS, hambre cero”.

La relevancia de lograr un acuerdo con Europa tiene que ver con varios datos: ambos bloques representan el 25% del PBI global, más del 37% de las exportaciones mundiales de bienes y servicios, el 10% de la población mundial, aproximadamente el 30% de los flujos mundiales y el 34 del stock % mundial de la inversión extranjera directa.

Además, el punto saliente es que el acuerdo contempla un acceso sin arancel para el 99% del comercio de productos agrícolas, eliminando barreras no arancelarias al comercio, generando un sistema de administración mixto de cuotas y estableciendo un mecanismo de consulta y dialogo en materias de normas sanitarias.

Carne libre de deforestación: las exigencias de Europa también encienden alertas en feedlots y matarifes

POLÍTICAS AMBIENTALES

El único problema, por ende, son las mencionadas trabas que pueden surgir desde el punto de vista ambiental.

En ese sentido, la FARM admitió su preocupación sobre que “la propuesta presentada meses atrás de la UE sobre desarrollo sostenible se convierta en mayores restricciones a la producción y al comercio de nuestros productos”.

“Las políticas ambientales que está impulsando la UE debe reconocer nuestros sistemas productivos sostenibles, muy distintos a los europeos”, enfatizó la Federación.

Y continuó: “Como productores tenemos el desafío de mostrar al mundo y a los consumidores en particular, la capacidad de producir alimentos de forma sostenible, garantizando la inocuidad de los mismos”.

De todos modos, insistió en que apoya este Acuerdo, porque su puesta en marcha permitiría numerosos beneficios regionales:

  • Una mayor certidumbre legal
  • Una mejora en el clima de negocios y acceso preferencial al mercado de la UE
  • Un salto cuantitativo y cualitativo de los flujos de inversión en los países del Mercosur
  • Despertar un mayor atractivo en otros países o bloques con acuerdos comerciales.

“Instamos desde la FARM, a que nuestros negociadores pongan todos los esfuerzos y la voluntad política para su pronta concreción”, cerró la Federación.