Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

¿Poder o influencia?

Más señales negras. La cautela empresaria. Hay economistas que calculan que el Ejecutivo platense podrá recaudar unos $ 500 M por año. Y que a los empresarios agropecuarios "sólo" los lastimaría un 3% en su rentabilidad.

16.12.2005
Infocampo
Infocampo

Si el Gobierno Nacional apunta contra el campo… sumémonos. Ese parece ser el pensamiento que comienza a colarse en algunas administraciones provinciales. Y van sumando señales negras para el sector agroalimentario.

Esta semana, el gobierno bonaerense, encabezado por el ingeniero agrónomo Felipe Carlos Solá, decidió incrementar el inmobiliario rural entre el 40 y el 120%… Hay economistas que calculan que el Ejecutivo platense podrá recaudar unos $ 500 M por año. Y que a los empresarios agropecuarios “sólo” los lastimaría un 3% en su rentabilidad. “El Estado no está recaudando acorde con el crecimiento del sector agropecuario”, justificó el ministro de Economía, Gerardo Otero. Y allí está la madre de todos los problemas. Más allá del impacto o la oportunidad “los funcionarios creen lícito que al que gana plata” hay que “sacarle” algo. ¿Hace falta explicar por qué se demoran las inversiones? ¿Y por qué muchos empresarios o no responden o lo hacen con mucha cautela cuando se les pregunta por el 2006?

×

Otras señales. Un empresario del interior (sea de Cuyo, el NOA o el NEA) que desee colocar sus productos en Buenos Aires (ya que ese parece ser el imperativo que lanza el Gobierno Nacional: focalizarse en el mercado interno) debe lidiar con tasas de abasto (una suerte de ilíctas aduanas interiores) que ni Duhalde, ni Solá han podido eliminar, y que, en la mayoría de los casos, encarecen su producto hasta sacarlo del mercado. ¿Y entonces?

Claramente la solución es más peso político. “Poder es estar sentado al lado del Presidente. Ser uno de los que le dictan las políticas que cree mejor para el sector. Influencia, en este caso, es ser un secretario condicionado, que está esperando ver si el ministro cambia o no cambia y cuál es su suerte. Es decir, ubicado un escalón más abajo del poder. Por caso, en la reunión de Hong Kong, los que se sientan a la mesa son los ministros. Y en el Mercosur, el único Estado en donde Agricultura no tiene rango ministerial es en nuestro país”, decía Juan Cruz Jaime, historiador de la UCA en Infocampo radio.

Esto hay que empezar a discutirlo ya: ser parte del problema o de la solución. Decidir si vamos a mostrar casos como el de Loitegui como modelos a imitar o como una especie en vías de extinción: la de los empresarios del campo.

Daniel Díaz

ddiaz@infocampo.com.ar

Tags

¿Poder o influencia?

Más señales negras. La cautela empresaria. Hay economistas que calculan que el Ejecutivo platense podrá recaudar unos $ 500 M por año. Y que a los empresarios agropecuarios "sólo" los lastimaría un 3% en su rentabilidad.

16.12.2005
Infocampo
Infocampo

Si el Gobierno Nacional apunta contra el campo… sumémonos. Ese parece ser el pensamiento que comienza a colarse en algunas administraciones provinciales. Y van sumando señales negras para el sector agroalimentario.

Esta semana, el gobierno bonaerense, encabezado por el ingeniero agrónomo Felipe Carlos Solá, decidió incrementar el inmobiliario rural entre el 40 y el 120%… Hay economistas que calculan que el Ejecutivo platense podrá recaudar unos $ 500 M por año. Y que a los empresarios agropecuarios “sólo” los lastimaría un 3% en su rentabilidad. “El Estado no está recaudando acorde con el crecimiento del sector agropecuario”, justificó el ministro de Economía, Gerardo Otero. Y allí está la madre de todos los problemas. Más allá del impacto o la oportunidad “los funcionarios creen lícito que al que gana plata” hay que “sacarle” algo. ¿Hace falta explicar por qué se demoran las inversiones? ¿Y por qué muchos empresarios o no responden o lo hacen con mucha cautela cuando se les pregunta por el 2006?

×

Otras señales. Un empresario del interior (sea de Cuyo, el NOA o el NEA) que desee colocar sus productos en Buenos Aires (ya que ese parece ser el imperativo que lanza el Gobierno Nacional: focalizarse en el mercado interno) debe lidiar con tasas de abasto (una suerte de ilíctas aduanas interiores) que ni Duhalde, ni Solá han podido eliminar, y que, en la mayoría de los casos, encarecen su producto hasta sacarlo del mercado. ¿Y entonces?

Claramente la solución es más peso político. “Poder es estar sentado al lado del Presidente. Ser uno de los que le dictan las políticas que cree mejor para el sector. Influencia, en este caso, es ser un secretario condicionado, que está esperando ver si el ministro cambia o no cambia y cuál es su suerte. Es decir, ubicado un escalón más abajo del poder. Por caso, en la reunión de Hong Kong, los que se sientan a la mesa son los ministros. Y en el Mercosur, el único Estado en donde Agricultura no tiene rango ministerial es en nuestro país”, decía Juan Cruz Jaime, historiador de la UCA en Infocampo radio.

Esto hay que empezar a discutirlo ya: ser parte del problema o de la solución. Decidir si vamos a mostrar casos como el de Loitegui como modelos a imitar o como una especie en vías de extinción: la de los empresarios del campo.

Daniel Díaz

ddiaz@infocampo.com.ar

Tags