Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Kicillof relanzaría el canje de Boden 2015 antes de marzo

El intercambio de esos bonos por los Bonar 2024 se realizaría con un mayor plazo de tiempo que el anterior y con un agente colocador.

22.12.2014
Infocampo
Infocampo

Luego del fracaso del adelantamiento del canje o pago de los bonos de deuda Boden 2015 realizado entre el 10 y el 12 de diciembre, el Gobierno planea lanzar un nuevo intercambio de dicho título público que vence en octubre próximo por un papel que caduca en el 2024 (el Bonar 24).

La fecha no iría más allá de febrero, y la emisión de deuda sería por unos 3.000 millones de dólares.

“Habrá una segunda operación, pero esta vez, market friendly (más amigable con el mercado)”, publicó Ámbito Financiero.

Esta vez, y a diferencia de la fallida operación efectuada días atrás, la idea oficial es que se concrete con cierta intervención del mercado financiero local e internacional, incluyendo el nombramiento de un agente colocador que tenga la tarea de ofrecer el canje a los interesados, de la Argentina y del exterior.

Además, el Gobierno ofrecería más tiempo a los tenedores de bonos para que analicen con detenimiento la alternativa, que tendría también (dentro de las posibilidades oficiales) mayores incentivos que el canje anterior.

El Gobierno, especialmente el ala política, luego de hacer una serie de consultas sobre algunos economistas privados, muchos de ellos cercanos ideológicamente al oficialismo, considera, luego de analizar el porqué de la falta de éxito del canje, que hubo dos defectos de raíz.

El primero, el no haber considerado la presencia de un banco colocador o entidad financiera especializada local e internacionalmente en este tipo de operaciones, especialmente compleja. El Gobierno casi no hizo sondeos previos en el mercado financiero para plantear las ventajas de la operación y la forma de presentarla, no tanto ante el público sino ante los tenedores de los Boden 2015.

Desde el Ministerio de Economía se consideró innecesario contratar a una entidad que realizara la tarea de cambiar la tenencia de los Boden 2015 por los Bonar 2024; o, mucho menos, la opción de optar por el pago al contado.

Si bien en el sistema financiero se consideraba que la operación era atractiva, los mismos operadores aconsejaban a sus clientes que la tasa de permanecer con el bono a pagar en octubre del año próximo, superaba para el tiempo del cierre del canje del 12%, con lo que la opción de permanecer con el Boden era atractiva.

El segundo error que se le marcaba a la operación fue el escaso tiempo entre el anuncio y el cierre. El ministro Kicillof anunció el canje el jueves 4 de diciembre, y sólo cinco días hábiles después (el lunes 8 fue además feriado nacional) ya se daba por cerrado.

Desde el mercado se aseguraba en esos días que para atraer inversores se debería haber esperado no menos de 20 o 30 días, para que los operadores financieros puedan aconsejar a los clientes sobre las bondades de aceptar la oferta.

Se comentaba incluso en la semana del 9 al 12 de diciembre, que los propios bancos que atendían llamadas de sus clientes no sabían técnicamente cómo realizar la operación y la desalentaban sólo por cuestiones administrativas.

El Gobierno seguirá sondeando así la forma de reducir el vencimiento de los u$s6.300 millones que vencen en octubre próximo, para aplacar la demanda de dólares. Insistirán en obtener unos u$s3.000 millones (en realidad necesita ahora u$s2.714 millones después de los u$s286 millones obtenidos en la oferta cerrada el viernes 12).

Tags