Publicidad Cerrar X

La FAO pidió que se extrema la prevención en Latinoamérica por la influenza aviar

La organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) insistió hoy en la necesidad de extremar las medidas de prevención en América Latina y el Caribe para evitar un eventual brote de gripe aviar en la región.

La organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) insistió hoy en la necesidad de extremar las medidas de prevención en América Latina y el Caribe para evitar un eventual brote de gripe aviar en la región.
infocampo

En un comunicado difundido en Roma, donde tiene su sede, la FAO subraya que es “muy importante” que los avicultores conozcan las características de la enfermedad para que puedan reconocerla y notificar su eventual aparición a las autoridades “de forma inmediata”.

Para ello, el organismo publicó un nuevo manual dirigido a los pequeños avicultores latinoamericanos, en el que detalla las medidas necesarias para mantener la bioseguridad de las explotaciones y evitar el contacto entre aves de corral y silvestres potencialmente infectadas.

“La información está dirigida a atender las necesidades de las unidades de producción avícola de traspatio y de pequeña escala. Por eso, la guía hace énfasis en medidas simples y de bajo costo para la prevención y el control de la enfermedad”, apuntó el jefe de los Servicios Veterinarios de la FAO, Joseph Domenech.

El especialista indicó que la prevención es “el arma más eficaz para evitar daños mayores y conseguir mantener a América Latina libre de esta enfermedad mortal”.

En el comunicado, la FAO advierte que si la gripe aviar aparece en la región quedaría comprometida la seguridad alimentaria de los grupos más vulnerables, y recuerda que en países como Perú, el 70 por ciento de las proteínas animales que se consumen provienen del sector avícola.

También subraya que el continente americano es el primer productor mundial de aves de corral, con Brasil a la cabeza, y esta industria representa “una importante fuente de ingresos y empleo” en toda la región.

Por su parte, el experto en sanidad animal de la FAO, Juan Lubroth, advirtió que el virus podría ser introducido en el continente por las aves silvestres “que siguen la ruta de migración desde Siberia oriental a Alaska, o desde Islandia, vía Groenlandia, al norte de Canadá”.

La FAO aprobó recientemente cuatro proyectos regionales en Latinoamérica para hacer frente a la amenaza de la enfermedad, a fin de reforzar la capacidad de los países de generar y compartir información sobre el virus H5N1 y establecer planes de alerta y reacción temprana ante su eventual aparición.

Desde que comenzaron los primeros casos de influenza aviar, la Argentina mantiene un programa de monitoreo permanente sobre las explotaciones del país, a la vez que el Senasa realizó varios talleres para anoticiar a los productores sobre las medidas preventivas y de comunicación, ante cualquier anomalía en las aves.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: